Informe de la Investigación de Igualdad Animal sobre las granjas de visones en España.
Los visones americanos fueron traídos a las granjas europeas en 1926. A España llegaron en 1958 instalándose inicialmente en granjas del centro peninsular y Galicia. En España se crían 400.000 visones en cautividad cada año, naciendo todos en abril y muriendo entre la última semana de noviembre y primera de diciembre. Pese a que no existe un censo oficial, se estima que hay unas 50 granjas en nuestro país, la mayoría de ellas en Galicia. Para cada abrigo de visón, se matan aproximadamente 45 visones.

GRANJAS Y JAULAS

Las granjas suelen situarse en zonas que no superen los 1.000 m de altura. Ha de tratarse de un lugar de alta humedad (puesto que los visones la precisan) silencioso y verde, ya que esos son los factores que busca un visón en libertad para vivir. Y si no cuentan con ello, el estrés hará que enfermen y su piel pierda calidad, lo que no resulta interesante para los criadores. Es por esto que algunas granjas están pintadas de verde.
Para evitar el intrusismo de otras especies, el paso de personas ajenas a la explotación o la posible fuga de visones, las granjas suelen estar rodeadas por una cerca de malla de tela metálica enterrada 30 cm en el suelo, sujeta con postes de cemento y de una altura de 1,5 m Algunas de ellas están galvanizadas, electrosoldadas y electrificadas a bajo voltaje para evitar fugas. Otros materiales utilizados son plásticos o láminas metálicas lisas para evitar que los animales no puedan trepar.
En cuanto al sistema de jaulas, las jaulas con techo protector individual resultan antieconómicas por lo que se suelen emplear los llamados cobertizos o techos comunes que aíslan filas de jaulas colocadas debajo de ellos. Se construyen con un tejado a una o dos aguas prefabricado con fibra de vidrio y color claro. En él encontramos pequeñas ventanas, lucernarios de apenas 60 cm para que entre algo de luz hacia las jaulas. Algunos cobertizos se hacen prefabricados de cemento aunque es más frecuente el uso de una armadura de madera bajo el techo sostenida por pies anclados en el suelo que son generalmente de madera reforzados con hormigón. Estos pies pueden formar varias filas (dos, cuatro, seis) de jaulas que limitan los pasillos. Se dispone de esta manera porque resulta más sencillo la distribución de alimento pero al haber tal concentración de animales por pasillo la ventilación que circula a través de los laterales no resulta suficiente.
El suelo, en muchas explotaciones es un terreno allanado capaz de absorber líquidos residuales como agua derramada, agua de limpieza, orines… Las heces, de consistencia sólida, caen al suelo y se acumulan. En ausencia de agua, se desecan. El tener estos desperdicios tan cerca de ellos en no pocas ocasiones les causa infecciones urinarias ascendentes muy dolorosas por vagina o uretra. En otras instalaciones en las que haya pendiente se construyen con cemento canales de drenaje bajo las jaulas con los que se eliminan las heces llevadas por las propias aguas residuales.
Las jaulas para visones adultos son individuales en forma de paralelepípedo con dimensiones de 1 x 0,45 x 0,35 para un volumen de 0,15 m3. Se construyen con tela metálica galvanizada y cuadrícula de 2×2 cm, con armazón de hierro. Algunas tienen puerta en la parte posterior, otras tienen un orificio circular de paso al nido anejo en el que se les transporta con mayor facilidad quedando la jaula libre.
Hay dos tipos de jaulas: para reproducción y para producción de pieles. En las reproductoras, los nidos se sitúan adosados a las jaulas en los pasillos y los cubren con una capa de heno.Las jaulas de producción son más pequeñas y tienen nidos encima de ellas conectados por un orificio, en lugar de tenerlos al lado como las anteriores. Son jaulas empleadas cuando el animal va a ser matado. También les sirve a los visones de guarida para refugiarse, muchos de ellos están hechos de madera y tienen 2 cm de grosor. Otra modalidad de jaulas son las jaulas en batería, de continuo, con divisiones interiores. También existen nidos adosados en batería. Son bastante más económicas porque ahorran gran parte de la estructura metálica de hierro. Algunas jaulas están pintadas de azul para tranquilizar al animal.
Las jaulas más utilizadas para transporte suelen tener forma de paralelepípedo y sección transversal cuadrada, aunque hay de más clases. Se cierran con portillo provisto de muelle o compuerta tipo “guillotina” cubriendo uno de los lados menores. También hay que mencionar las jaulas-trampa que suelen encontrarse dentro del territorio cercado. El motivo es que los visones en caso de fuga tienden a guarecerse en el primer refugio que ven. Al entrar en estas jaulas se dispara un dispositivo automático de cierre que deja al animal atrapado dentro.
Al ser los visones animales semi-acuáticos requieren tener este elemento a su disposición permanentemente. Normalmente las jaulas cuentan con bebederos situados exteriormente a las mismas con una o dos boquillas de las que pueden beber. Otras explotaciones más tecnificadas cuentan con sistemas de tuberías y bebederos a presión con tubos de plástico en la parte superior de las jaulas que es el propio animal quien pone en funcionamiento con su hocico. El agua que se les suministra está tratada con azufre para desinfectarla. Evitan que los visones mojen su pelo en exceso (a pesar de que un visón en libertad pasa la mayor parte del tiempo en el agua o muy cerca) para que éste no se estropee.
Los explotadores saben bien que el visón es un animal salvaje con hábitos solitarios y en cautividad conserva su ferocidad primitiva. Es por eso que desde pequeños se les arrancan los dientes caninos y las glándulas anales para bajar el nivel de agresividad, además de vivir completamente aislados en jaulas individuales.
Los visones se sobresaltan con cada ruido aumentando con el susto el fragor general y eso, en los cobertizos, donde hay gran acumulación de estos animales y el ruido es inevitable, resulta un elemento muy angustioso para ellos que por otra parte son animales fuertemente territoriales que en libertad no vivirían juntos y en cautividad sufren daños psíquicos al ver a otros individuos de su misma especie tan cerca y en estado psicológico tan lamentable. El estar encerrados oliendo la orina, los excrementos y a otros individuos tan cerca de ellos les provoca una fuerte frustración que les causa trastornos mentales como comportamientos estereotipados, nerviosismo, pérdida de apetito, apatía…

ALIMENTACIÓN

Los animales hasta los 25 días de edad se alimentan de leche materna, a partir de esa fecha en comederos metálicos adaptados al tamaño de las crías se les da el nuevo alimento, una papilla pastosa en pequeña cantidad para que no sea desperdiciado pero suficiente para llamar su atención. Este comedero se sitúa cerca del nido en una de las paredes de la jaula para que los visones que aún no salen del nido puedan olerlo. Tras el primer periodo se les da mayor cantidad y se les ponen bebederos a una altura más baja, es de esta manera que alcanzan el grado de autonomía a la hora de alimentarse.
A los 50 días serán retirados del nido y separados individualmente clasificándolos en reproducción o producción de pieles. Si alguno no ha alcanzado en esa fecha un tamaño que se considere adecuado se le introduce en otra camada más joven, obviando el trauma psicológico que supone para la madre adoptiva, los hermanos y el propio individuo tal intrusión.
A los visones adultos se les alimenta con papillas o piensos que suelen contener restos de animales provenientes de los mataderos locales o incluso de otros individuos muertos en la granja. Algunas fórmulas de pienso contienen más de un 70% de desperdicios de carnicerías, mataderos y pescaderías. Otras se basan en vísceras harinadas y trituradas. La carne empleada suele ser: tripas, pulmones, mamas, despojos de carne vacuna, equina, porcina, ovina o de aves. Esta papilla, que se coloca en la parte superior de la jaula para que vaya cayendo a través de la rejilla, les provoca diarreas y otras alteraciones como septicemias, frecuentes en las explotaciones. El agua se les suministra por tetinas y mangueras.

CRÍA Y REPRODUCCIÓN

La época de cría en los visones dura poco más de un mes. Coincide con el mes de marzo en el hemisferio norte y con el mes de septiembre en el hemisferio sur.
Lo más común es llevar a la hembra a la jaula del macho, el criador debe observar el comportamiento de la pareja para evitar que la lucha, que normalmente se establece antes del acoplamiento, ponga en peligro la vida de alguno de ellos. Esta lucha es bastante ruda y el macho trata de sujetar a la hembra mordiendo la piel de la parte dorsal del cuello inmediata a la cabeza. El plan mas generalizado consiste en realizar con cada hembra un primer apareamiento efectivo den los primeros días de la época de acoplamientos y luego dejar pasar un intervalo mínimo de 7 días antes de efectuar un segundo apareamiento. Si este es efectivo y la fertilidad de los machos lo permite, es conveniente repetir este segundo apareamiento al día siguiente.
 
La duración de la gestación no es fija en los visones, debido a una demora en la implantación de los blastocistos. La duración puede oscilar entre 39 y 55 días, siendo el promedio 45 a 47 días. El uso de la luz artificial para alargar la duración del día, ocasiona una reducción de la duración media de la gestación.
El número de crías oscila entre 3 y 8, siendo lo normal 5 ó 6. Se suele tener cuidado con no molestar a la madre en momentos inmediatos tras el parto o los días siguientes, para evitar que maten a las crías.
Durante el periodo de crecimiento se estimula el apetito de las crías, ya que el tamaño final de las pieles depende en gran parte del desarrollo de las crías en las primeras semanas.
Las crías se separan de las madres a las 5 semanas de edad, y son llevadas a jaulas individuales, a veces se separa a todas las crías juntas o de dos en dos, para evitar que dejen de comer por el estrés de la separación, pero es una práctica poco llevada a cabo ya que las posibles mordeduras pueden dañar las pieles.

IMPACTO PSICOLÓGICO

En las explotaciones, las jaulas se ubican una al lado de otra y los animales pueden verse entre sí. Esta condición es especialmente estresante para especies solitarias, como el visón, o especies con complejas jerarquías sociales, como los zorros. Los visones son animales semi-acuáticos pero en las granjas no tienen acceso a agua para nadar.
A pesar de llevar generaciones siendo reproducidos en cautividad, los animales mantienen sus instintos de conducta que, en las condiciones de cría intensiva, no pueden desarrollar. El hacinamiento intensivo imposibilita actividades naturales para los animales como nadar, escalar, cavar o recorrer largas distancias.
Estos animales muestran signos claro de estrés a causa de su aburrimiento, frustración y privación en un ambiente biológica y socialmente inapropiado al que son incapaces de adaptarse. Este estrés se manifiesta llevando a cabo comportamientos estereotipados, realizados repetitiva y obsesivamente sin finalidad aparente, e incluso automutilándose.

Pueden mostrar apatía, morderse la cola, morder los barrotes de la jaula, agresividad hacia los compañeros de jaula, andar de un lado a otro siguiendo la misma ruta incesantemente hora tras hora y día tras día durante toda su vida. También puede resultar en infanticidio y en ataques a las propias crías.

Todos estos movimientos, mutilaciones y comportamientos sin ninguna finalidad son fruto de un trastorno mental provocado por unas condiciones completamente frustrantes que para nada satisfacen las necesidades naturales de la vida en libertad.
Permanecer encerrados desde su nacimiento impide que su comportamiento natural se lleve a cabo, lo que tiene como consecuencia que el alto nivel de actividad que necesitan lo enfoquen en otras direcciones, como es mutilarse, dar vueltas, morder barrotes, etc. y que nada tienen que ver con el comportamiento que les marca su genética, como sería cazar, nadar, etc.

ENFERMEDADES

Enfermedad aleutiana del visón

Es también conocida como Plasmocitosis, está provocada por un picornavirus muy resistente. Los daños que provoca no son tanto consecuencia del propio virus sino de la respuesta del sistema inmunológico ante él. Se da anemia, adelgazamiento, aumento de sed, hipertrofia del bazo y ganglios linfáticos. Los factores genéticos agravan cada caso particular. El contagio puede ser “vertical” (si es hereditario de madres a hijos) u “horizontal” a través de mordeduras, inhalaciones, ingestión de alimentos contaminados, excrementos… Los virus se multiplican en el bazo y en el riñón.
Los primeros síntomas se manifiestan con pérdida de apetito, de actividad y de peso que tienden a permanecer recluidos en guaridas. Aparece después la incoordinación motora, con la cabeza caída a un lado y finalmente los animales mueren. Suelen morir en un periodo de tres a seis semanas.
Los daños internos cuentan con hemorragias y flujos de sangre negruzca, úlceras bucales, linguales y gástricas, hígado hipertrófico, bazo inflamado, o riñones hipertróficos y descoloridos. Este virus afecta también a las vías digestivas, amígdalas, gónadas, meninges, etc. Otros síntomas son un aumento de esterilidad, muertes perinatales, disminución de fecundidad.
No existe tratamiento, profilaxis, vacuna ni cura para esta enfermedad. La industria aconseja matar a todos los animales enfermos. Esta enfermedad afecta de manera más o menos severa según la cepa de que se trate: algunas de las detectadas en España se consideran muy agresivas. Se han recogido algunos visones europeos que presentan lesiones severas compatibles con la enfermedad; en La Rioja, estos estudios han mostrado que el 27% de los visones europeos estudiados es portador del virus de la enfermedad aleutiana.

Aujesky

Los estudios realizados en visones con enfermedad de Aujeszky han puesto de manifiesto que la infección en esta especie presenta particularidades respecto a lo observado en otros hospedadores, por una parte la reacción inflamatoria es menor que en la de otras especies infectadas pero el desarrollo de importantes alteraciones vasculares en el sistema nervioso central la hace muy virulenta en esta especie. Les afecta en todo el sistema circulatorio creando coagulaciones intravasculares con petequias, hemorragias en estos órganos y lesiones vasculares. Tiene presencia hasta en los vasos sanguíneos del encéfalo, tronco del encéfalo, médula cervical, cerebelo, cerebro, corazón, ganglios… La llamada enfermedad de Aujezsky se transmite a los visones a través de carne de cerdo infectada, presente en los piensos alimenticios.

Enfermedades infecciosas

Moquillo

El moquillo canino es una de las enfermedades virales más importantes que afectan a los visones, ya que tiene una mortalidad muy cercana al 100%. Esta enfermedad es producida por un virus ARN del género de los Morbilivirus, perteneciente a la familia de los Paramyxovirus.
Este virus se transmite principalmente por aerosoles, por contacto con fluidos corporales o por fomite. Se puede encontrar en secreciones conjuntivales, nasales, orales, orina, heces y en escamas epiteliales. No se ha observado el contagio vertical a las crías por parte de la madre. Puede ser transmitida directamente por perros, coyotes, zorros, lobos, visones, martas, zorrillos, mapaches, martuchas entre otros.
La sintomatología en los visones puede variar, sin embargo comienza con un cuadro respiratorio, posteriormente se observa anorexia, pirexia y descarga nasal. Al pasar los días aparecerá prurito y dermatitis, generalmente la dermatitis da entrada a infecciones secundarias.
En algunas ocasiones se presenta hiperqueratosis, infecciones bacterianas secundarias (neumonías), exudado mucopurulento nasal y/o ocular, esplenomegalia y melena principalmente en condiciones de estrés. La muerte ocurre alrededor de los 15 días, pudiendo también presentarse hiperexcitabilidad, salivación excesiva, tremor muscular, convulsiones e insensibilidad, en caso de que el virus alcance el sistema nervioso. Existen ejemplares que pueden sobrevivir poco más de un mes.
Las principales lesiones consisten en exudado naso-ocular, dermatitis y ocasionalmente hiperqueratosis, espegnomegalia y congestión pulmonar. Pueden encontrarse cuerpos de inclusión intranuclear en células epiteliales de la traquea y bronquios.

Enteritis vírica

Provocada por un parvovirus, se cree que su origen puede estar en la mutacion del virus de la panleucopenia de los gatos. Se trata de una enfermedad muy contagiosa que puede causar la mortalidad de entre el 10 y el 80% de la población.
A los 4 días del contagio, los animales dejan de comer y luego, en los excrementos que se acumulan debajo de las jaulas, aparece una mucosidad blanco-verdosa. La muerte se produce en menos de una semana, las crías jóvenes son las más afectadas. La epidemia se puede presentar en el criadero debido al transporte del virus por pájaros, moscas o por el personal o visitantes del criadero, en el calzado o vehículos.

Enteritis por rotavirus


Existe un rotavirus que puede generar infecciones intestinales en visones menores de dos meses de edad. La mortalidad es cercana al 100% en cachorros menores de un mes. Generalmente se presentan diarreas verde amarillentas o mucoides. El problema principal son infecciones bacterianas secundarias durante el curso de la enfermedad. No existe vacuna para su prevención.

Enteritis catarral


Es una enfermedad reconocida en los años ochentas, causada por un coronavirus altamente contagioso. La morbilidad es cercana al 100%, mientras que la mortalidad es menor al 5%. Los visones enfermos presentan vómito y diarrea con abundante moco; aunque los animales jóvenes suelen ser asintomáticos. El tratamiento se basa en terapia de líquidos y antibiótico para las complicaciones con infecciones bacterianas secundarias. Puede ser transmitida por heces o fomites. No existe vacuna para su prevención.

MATANZA

Los visones son gaseados a los 6-7 meses de edad, normalmente en el mes de Noviembre, cuando la piel de visón alcanza un grosor comercializable. La mayoría de los visones son matados gaseados, usando dióxido de carbono o monóxido de carbono.
Observaciones de visones matados con dióxido de carbono han mostrado que corren frenéticamente por la cámara de gas y luchan por mantener sus cabezas por encima del nivel del gas. Un informe sobre el asesinato de visones producida por la European Commission’s Environment Directorate concluyó que el dióxido de carbono “no debe ser utilizado para gasear animales como los visones por su capacidad para retener la respiración”.

LEGISLACIÓN VIGENTE

Desde Igualdad Animal reivindicamos la abolición de la peletería, ya que es inherente a ella el sufrimiento y la muerte de animales inocentes que deberían poder disfrutar de su vida en libertad al igual que cada uno de nosotros. No se trata de reformar los métodos en los que se lleva a cabo esta explotación. Distintos países han prohibido ya las granjas de visones, y esperamos que el debate social siga creciendo en España para acabar con esta injusta industria.

A continuación reproducimos parte de la legislación sobre la matanza, que en sí misma refleja la dominación y el sometimiento que padecen los animales:

4. Exposición a monóxido de carbono.

a) La cámara donde se expongan al gas los animales estará diseñada, construida y conservada de tal modo que se evite ocasionarles heridas y sea posible vigilarlos.
b) Los animales sólo serán introducidos en la cámara cuando se haya alcanzado en ella una concentración de monóxido de carbono de, al menos, un 1 por 100 en volumen, procedente de una fuente de monóxido de carbono al 100 por 100.
c) Para la matanza de los mustélidos y las chinchillas se podrá utilizar el gas producido por un motor especialmente adaptado para ello, siempre que se haya demostrado mediante pruebas que el gas utilizado:

1.º Ha sido enfriado adecuadamente. 

2.º Ha sido suficientemente filtrado. 

3.º Está exento de cualquier material o gas irritante, y

4.º Que sólo pueda introducirse a los animales cuando la concentración de monóxido de carbono alcance por lo menos 1 por 100 en volumen.

d) Al ser inhalado, el gas deberá producir, en primer lugar, una anestesia general profunda y, por último, la muerte segura.
e) Se mantendrá a los animales en la cámara hasta que estén muertos.
5. Exposición a cloroformo. La exposición a cloroformo podrá utilizarse para la matanza de chinchillas siempre que:
a) La cámara donde los animales sean expuestos al gas esté diseñada, construida y conservada de tal modo que se evite ocasionarles heridas y sea posible vigilarlos.
b) Los animales sólo serán introducidos en la cámara cuando ésta contenga una mezcla saturada de cloroformo y aire.

c) Al ser inhalado, el gas produzca, en primer lugar, una anestesia general profunda y, por último, la muerte segura.

d) Se mantenga a los animales en la cámara hasta que estén muertos.
6. Exposición a dióxido de carbono.  Podrá utilizarse el dióxido de carbono para la matanza de los mustélidos y las chinchillas, siempre que:
a) La cámara de anestesia donde se expongan al gas los animales esté diseñada, construida y conservada de tal modo que se evite ocasionar heridas a los animales y sea posible vigilarlos.
b) Los animales sólo serán introducidos en la cámara cuando se haya alcanzado en ellala máxima concentración posible de dióxido de carbono procedente de una fuente de dióxido de carbono al 100 por 100.
c) Al ser inhalado, el gas produzca, en primer lugar, una anestesia general profunda y, por último, la muerte segura.
d) Se mantenga a los animales en la cámara hasta que estén muertos.”

EL CURTIDO DE LAS PIELES

Una vez realizada la matanza de los visones, se procede a despellejarlos para posteriormente llevar las pieles a curtición. La empresa que realiza esto en España es Casterpiel. La finalidad de la curtición es detener el proceso de descomposición natural de la piel.

LA SUBASTA DE LAS PIELES

Despues de pasar el proceso de curtición, las pieles son expuestas junto las obtenidas en otros países en subastas internacionales en ciudades como Copenhage, Helsinki, Seatle y Toronto. En estas subastas los mayoristas de dsitintos países adquirirán las pieles que posteriormente se comercilizarán. Esto significa que un abrigo de vison puede tener piel de visones criados y matados en distintos países.

IMPACTO MEDIOAMBIENTAL

Al contrario de lo que se suele pensar, las granjas peleteras sí causan un daño serio al medio ambiente según las agencias medioambientales de diversos países de la Unión europea, entre ellos Noruega, Suecia y Finlandia. Como toda granja industrial, genera una cantidad desmesurada de residuos animales y químicos. Las heces de los animales, junto con restos de pelo, orina y sangre se filtran a través de la tierra, contaminando el suelo y las aguas subterráneas. Además para tratar y curtir las pieles se utilizan productos químicos nocivos tóxicos, que liberan agentes degradantes del medio ambiente.

CONCLUSIÓN DEL INFORME

Con esta investigación pretendemos mostrar a la sociedad los padecimientos, sufrimientos y matanzas a las que son sometidos los visones por parte de la industria peletera en España. Algo a lo que como consumidores no solemos tener acceso. Queremos provocar un debate social en torno a la explotación que sufren los animales por parte de los seres humanos, cuestionando su estatus de mercancía para nuestro beneficio y reivindicando su derecho a la vida y a vivir libres libres de nuestra explotación.
Vemos fundamental que la creciente sensibilización social sobre los derechos animales se traduzca en un posicionamiento como consumidores, demandando las alternativas existentes a la utilización de animales en los diversos ámbitos en que éstos son explotados, creando así un posicionamiento social que nos lleve a la abolición de la peletería y en general a la abolición paulatina de los demás ámbitos en los que son utilizados.

http://www.igualdadanimal.org/

Referencias

El visón: su cría en cautividad. Rafael García-Mata. Ediciones Mundi-Prensa. 1990
El visón: cría y explotación. D. Scaramella y G. Motti. Ediciones Mundi-Prensa. 1988
Producción del visón. Editor Gunnar Joergensen. Printing Books, S.A. 1988.
Resumen de la tesis doctoral Patogénesis y diagnóstico de la enfermedad de Aujeszky en animales productores de piel fina. 1995. M. Isabel Quiroga Berdeal.
Libro de actas de la XIX reunión de la Sociedad Española de Anatomía Patológica Veterinaria. Estudios del Gobierno de La Rioja (larioja.org)
European Commission, Environment Directorate, Euthanasia of

Experimental Animals, X1/738/CEE, 1995

Ministerio de la Presidencia. Real Decreto 54/1995, de 20 de Enero, sobre Protección de los Animales en el Momento de Su Sacrificio o Matanza. (BOE del 15 de Febrero). Anexo F

Anuncios