>

Miguel Montes Neiro, esta cansado de no vivir
Miguel Montes no ha conocido más profesión que la de reo desde que pisara por primera vez el suelo de una prisión. Una veintena de causas –ninguna de sangre-, 16.822 días en prisión provisional, 1.400 días fugado -repartidos en cinco etapas distintas- y 34 años en prisión, resumen en cifras su historia… que cruel e injusta es la historia.

Le declararon prófugo en el servicio militar, y lo metieron en la cárcel, a partir de ahí… ¿? 

La cosa es que aquel joven de 26 años al que la mili se le antojaba el peor de los encierros se ha hecho mayor entre rejas. Cuando lo cuenta, cuesta creer que en 34 años Miguel apenas haya disfrutado de ningún privilegio penitenciario. Mientras ha cumplido condena tenía preventivas y los presos en esa situación no pueden ser clasificados. Por ello, salvo excepciones como el entierro de su madre, nunca ha disfrutado de un permiso. Lejano o próximo, el problema de Miguel es que no vislumbra un horizonte. “Tiene asumido que o se escapa o se quedará ahí para siempre”. 
Ante esa situación de abandono, ante “el fallo brutal del sistema”, su abogado lo tiene claro: “La obligación del preso es intentar fugarse”. “Las prisiones preventivas no tienen como finalidad el cumplimiento de una condena futura”, es un “quebranto absoluto de su presunción de inocencia”, dice su abogado al aclarar que gran parte de los 46 años y ocho meses que acumula en prisión provisional no le han sido liquidados.
Este error penitenciario explica que Miguel haya pasado en prisión provisional más tiempo del que luego fue condenado por algunas de sus causas. Por esta vía, o por la del límite máximo de 20 años contemplado en el artículo 76 del Código Penal, la defensa de Miguel cree que “ha pagado de sobra”.
Miguel tiene un estado de salud muy delicado,  a sus 61 años ha iniciado una huelga de hambre en la cárcel de Huelva viendo como sus peticiones de refundición de penas han sido desestimadas. El nuevo auto, de fecha 12 de abril, es muy similar al anterior y solo incluye como novedad el relato íntegro de las sentencias que condenaban a Montes Neiro y que fueron las que su abogado, Félix Ángel Martín García, pidió que se refundieran. Los magistrados de la Sección Primera de la Audiencia advierten en su nueva resolución, que el 19 de abril de 2010 ya se le realizó a Montes Neiro la “correspondiente liquidación de condena” en la que se le “descontó el período de prisión preventiva computable”, que ascendía a 1.327 días. Para el tribunal, la representación de Montes Neiro en el escrito que presentó solicitando la refundición el pasado 15 de junio de 2010, dos cuestiones “independientes”: el abono de prisión preventiva y el límite de cumplimiento de las penas impuestas. Sobre el primer asunto, señala que ya se le fue abonado y, sobre el segundo aspecto, da “por reproducido” lo que se dijo en el anterior auto, que fue precisamente el que el Supremo le ordenó volver a dictar.

Lo que ya recogía el auto anterior, y que recoge este nuevo, es que no cabe refundir las penas solicitadas porque la doctrina del Tribunal Supremo exige “como requisito inexcusable” para ello que los hechos delictivos se pudieran haber enjuiciado en un sólo proceso, “lo que excluye los delitos futuros, es decir, los que el condenado pueda cometer después del cumplimiento de su condena o durante la misma”.
Lo contrario, sostienen los magistrados, “significaría una especie de crédito a su favor que actuaría como patente de corso frente a posteriores hechos delictivos”. En ese sentido, como la refundición pretendida se refiere a dos sentencias de mayo y enero de 1998, y una última de un juicio de faltas en 2009, “no procede” aceptar la solicitud del letrado de Montes Neiro.

La defensa de Montes Neiro, que ha mostrado su decepción por este nuevo auto “que apenas cambia una coma del anterior”, ha anunciado que presentará de nuevo recurso de casación ante el Tribunal Supremo, al considerar “totalmente injusta” la decisión de los magistrados de Granada.

  
Esta huelga de hambre podría ser “mortal” para el interno, que sólo desea pasar el resto de su vida junto a sus dos hijas, de 13 y 15 años, y dedicarse a lo que realmente le gusta, que es la escultura. Según Encarnación hermana de Miguel, su hermano ha pasado en la cárcel 40 años y 220 días, incluyendo las redenciones ya consolidadas por buen comportamiento, algo “impensable” e “injusto”. “Él dice que se le aplique la condena del peor criminal, 20 años por el Código Penal anterior y otros 20 por el siguiente. Ya ha cumplido de sobra”, ha señalado la hermana, que se queja de que, al contrario que su hermano, que no ha cometido delitos de sangre, los jueces excarcelen a etarras que han sido condenados por asesinato, como es el caso reciente del preso más antiguo de ETA, José María Sagarduy, alias ‘Gatza’, que ha salido de la cárcel tras 30 años y nueve meses, que ha cumplido como responsable de dos asesinatos.

Se da la circunstancia de que el juez de vigilancia penitenciaria que dio el visto bueno para su puesta en libertad, de Jaén, es el mismo que se la ha denegado a Montes Neiro, al que también le rechazó su petición el juez de Huelva, que también avaló la salida de Antón Troitiño, miembro histórico de la banda terrorista ETA.
“Son cosas de la vida, Miguel no le ha hecho daño a nadie y ahí sigue, en la misma cárcel de la que ha salido este criminal”, ha afirmado su hermana.

Miguel quiere empezar una nueva vida… Miguel no es un criminal ya ha pagado por lo que ha hecho de sobra… Miguel esta cumpliendo una “cadena perpetua camuflada”, pese a que es una medida que no existe en el sistema judicial español. Miguel es una persona muy razonable, de buenos sentimientos, de buen humor. El que lo conoce lo quiere.

Carta de Miguel Francisco Montes Neiro.
Esta carta la escrbió Miguel Francisco Montes Neiro, el día 18 de noviembre y el 19, antes de que lo detuvieran.

            Nací en el año 50, en el 66 entre preso, y a partir de entonces se acabó la libertad para mi.
En la mili se pierde un subfusil, y a mi me condenan a golpes y ofensas durante 5 días, hasta que vienen y me piden perdón, y me dicen que a aparecido el subfusil; pero desde ese día ingreso en prisión, por deserción.
            Eso ocurrió en 1976, y hasta la fecha en prisión, o o bajo el control penitenciario, o fugado; y yo más que fugado estoy cansado de soportar tanta injusticia, tanta sin razón, tanta trampa.
            Que cometi delitos, es cierto. Pero estoy convencido de haberlos pagado.
            No es agradable vivir una vida al margen de mis seres queridos, de mis hijas. Por ello solo pido un S.O.S.
            Yo no quiero delinquir, ni robar, ni traficar ni hacer daño alguno, pero he de vivir, hede ver a mis seres queridos junto a mi.
            Soy ceramista artístico y con mi trabajo sé que puedo darles lo que precisan, pero para poder trabajar he de estar libre, la “ley” debe dejarme clara las condenas que me fueron impuestas, pues no tolero que me juzguen a su antojo, ni cuando y como quieran. Entiendanlo, no es amenazar ni coaccionar a nadie, pero si no soy un hombre libre ahora que tengo 60 años, no lo seré jamás.
            Y así no hay quién viva, o quiera vivir.
            No deseo ser una persona en la que se limpien las maldades, ni aguantar a tanta persona indeseable. Una día más, solo protege laley a los violadores, a los pudientes, a los seres destructivos, todos gozan de una calidad superior y mejor trato que cualquier preso.
            Yo no los deseo juzgar ni debo. Pero es humillante esta ley que a los asesinos de niños los abraza y protege, y a los que queremos a nuestros hijos nos tira y destruye.
            No crean que por ser jueces deben de manipular mi vida a sus antojos. Yo soy quien usedes crearon… De qué se lamentan ahora, metanse 30 años con locos y menos locos en una prisión, y después diganme si cualquier cosa que hagan la consideran un delito, o pecado.
            Por ello y de una vez por todas, les pido un S.O.S para poder vivir libre el tiempo que me quede de vida, ya me destruyó el sistema bastante, no insistan en hacerme daño, no sean tan crueles. Que no soy quien ustedes crearon, tengo mi “yo” personal,  mi deseo de mostrarle mi luz a los que quiero, y darles mi presencia, no deseo hacer ningún mal.
            Yo entendería que me hiciese daño, a quien yo dañé, en cualquiera de las formas. Pero recibir un castigo gratuito, con el daño que me causa, de manos del que no dañé, es de locura…
            Ahora voy a ir subsistiendo como mejor pueda, y aunque no confío en que laley lo entienda, lo voy a esperar, con la poca fé que me sé. Pero de verdad que no deseo, ni devo, seguir tolerando tanta injusticia.
            Cómo vivir libre sin papeles, sin casa, sin dinero, sin poder trabajar, en lo que debo trabajar, y para os que debo trabajar, cómo estar sin los ses que amo tanto, que soporte a todos por ellos. ¿Cómo? Digan cómo… Los “justos”, los maestros en este arte que llaman VIVIVR libre.
            Entiendo que sé vivir, si no tengo la cruz que llevo, desde SIEMPRE. Si he de seguir así mucho más, no se por qué camino arrastrar la cruz. Ni si me doblegará, pero, no es lo que quiero ni merezco.
            Por ello, les pido un S.O.S, por agotarse el tiempo de mi vida, y aun no poder haber empezado a vivirla. Eso sí que es un castigo ejemplar e inmerecido, quién mejor que yo para saberlo.
            La sociedad me ve como me describen los que dicen representar la ley, pero yo no soy así, ni parecido, ni siquiera ellos dominan mi corazón, o mi mente.
            Dónde estan esos psicologos, venir a hacerme psicoanálisis, y criminologos, a ver si soy un criminal, pero no más carcel gratuita, ya esta todo saldado por mi parte, que sé pueda tener, esta saldada. Allí me quisisteis tener hasta mi fín, yo no lo acepto, y daré pruebas a la sociedad de que es verdad cuanto digo, si me dan tiempo, y no me cogen antes, pero son tantos los que pueden cogerme, que no se si lo llegaré a lograr. Es cruel, muy cruel, el CASTIGO RECIBIDO, AHORA DEJARME EN PAZ DE UNA VEZ, DEJARME HACER COSAS BONITAS, QUE CREE PARA LOS MIOS UN MUNDO MENOS MALO, pero con algun color, no solo la oscuridad y la locura, dejen al menos que se lo de a mis hijas, ellas no son culpables de mis actos, ellas son algo demencial para mi, son mi dios, todo cuanto deseo tener cerca de mi, eso es lo que me lanza con todo mi yo hacia ustedes, para que a través de la sociedad, y ante toda ella, comprometerme ser por siempre un hombre UTIL, GENTIL, AMABLE, Y AMANTE DE LOS MIOS, LUCHADOR, Y CREADOR DE COSAS BELLAS, ¿qué pierden por intentarlo? Nada, no pierde nadie, ¿qué les pasaría? nada, entonces…¿qué pasa? Quién es el malo de la pelicula que es mi vida, que papel me obligais a hacer, ¡¡¡Y es en mi vida!!!.
            Tengan en cuenta esto, no es ficción, es REAL, ES MI VIDA LA QUE SE AGOTA, SIN HABERLA VIVIDO, HAGANME, LA CUENTA BIEN EN MI CONDENA, con sólo eso seré libre, lo que me sobre no lo usaré jamás.
            Tengan eso claro, no pido ayuda para no respetarla, tengo honor, pero poca fuerza, para mostrarlo en la situación mia, y por ello estoy dispuesto, a hacer cuantas entrevistas crean necesarias, en la prensa, o donde sea, para lograrme oir, y que se haga la ley como esta escrita, tal como es, no como quiera un “funcionario” que no funciona nunca.
            Después de hacer las cuentas bien lo pago lo prometo, me presento a pagar el resto, pero hagan las cuentas, cuanto y que llevo, y diganme el resultado.
 Miguel Francisco Montes Neiro
Anuncios