Ted Kaczynski llama “el truco más ingenioso del sistema”  a la manera en que el sistema utiliza la energía rabia y el inconformismo de la población en causas que no son el problema raíz, sino que son causas que también perjudican al mismo sistema a trabajar de manera completamente eficiente. La lucha real es desviada y esas pequeñas luchas de los activistas terminan haciendo que el sistema funcione de mejor manera, por que al mismo  le conviene que haya paz. Al igual que en otras causas, el veganismo es usado por el sistema para tener más poder, trabajar de manera mas eficiente y para adaptarse a los cambios sociales, el mismo tiene la particularidad de excelente adaptación. 

Encontrará en el veganismo una nueva puerta de beneficios, creará un veganismo consumista/capitalista en el cual los “veganos” se encontrarán con un gran mercado de oportunidades “veganas”, aquí es cuando las personas que adoptan una filosofía vegana en su afán de no participar con la explotación, estarán llenando los bolsillo del empresario  ganadero que ahora ha encontrando una nueva oportunidad, otro negocio PARALELO al asesinato de animales, una producción que será vegana, que destruirá la tierra, que quitará el hábitat a los animales y explotará animales humanxs, pero será “vegana”(1).

(El dinero será para el mismo monstruo)

El sistema proporcionará cambios  parciales a la explotación, y cuando los activistas encuentren pequeños beneficios se encontraran satisfechos y reducirán su lucha y presión un Ej. de la adaptabilidad que tiene el sistema es  Steve Wynn, magnate de casinos que  compró 10.000 copias del documental Eating y las repartió entre sus empleados. El afirma: “Si se ponen enfermos, yo pago la cuenta. Si consigo que tengan buena salud, soy un hombre de negocios inteligente”.

Esos pequeños beneficios parciales que dan los explotadores a los explotados como francos, vacaciones y reconocimientos monetarios, con los cuales los explotados estarán conformes, descansados, y hasta a gusto con su trabajo por tener cierto descanso o tiempos libre, sumado a la posibilidad de consumir mas y mas.

Es sabido que el veganismo requiere menor uso de recursos, por lo tanto, si fuese aceptado por la gente, el sistema requeriría menor uso de recursos y menor destrucción del planeta, la destrucción del planeta perjudica también al sistema porque no debemos olvidar que es también su casa (2).

Por lo tanto, debemos tener en cuenta que el veganismo es sólo una “herramienta” fundamental para la búsqueda de la liberación animal y total. Centrar nuestras energías solo en ello nos alejará del problema raíz, que es la autoridad y el reconocimiento de la misma, que asesina y explota a quienes son considerados inferiores.

Es vital entender el problema raíz, y saber que el sistema es lo más adaptable que hay, a los tiempos, a las sociedades, a tal punto que puede utilizar nuestra lucha y rebeldía para su propio beneficio.

Las necesidades básicas, las realmente básicas (no las que nos impone el sistema), debemos encontrarlas sin tercerizar dichas necesidades, debemos abrir nuestras mentes a nuestras capacidades, dejando de lado la carrera contra el tiempo que nos da la posmodernidad, la cual nos aleja de nosotrxs mismxs. Es importante abrir nuestra mente a la producción propia de alimentos, a utilizar nuestra creatividad para no ser participe de la explotación y  así como también evitar el capitalismo vegano.

(1) ¿Esos productos veganos industrializados, esos restaurantes veganos, esas marcas y sinfines de cosas que nos ofrecen  “libres de crueldad” son realmente necesarios? ¿O es pura comodidad? No significa que toda la población se convertirá vegana por la nueva oferta ofrecida, sino que estará la oferta que algunxs veganxs no encontraban antes porque dicha oferta no podía llegar allí. Si pensamos que un capitalismo vegano sería algo positivo, estaríamos en una situación similar a lo que es la explotación de animales: se destruirá el hábitat de animales de manera inevitable, en ese mercado vegano se utilizarán animales de una forma u otra, ya sea para fertilizar la tierra o para productos que no imaginamos que tienen componentes animales, sumada la explotación y miseria humana que es el fiel recurso del capitalismo.

(2)  No obstante el sistema inevitablemente necesita a los animales para utilizarlos como recursos, al igual que lo hace con las personas, requiere “esclavxs”, por lo tanto el sistema y la liberación animal son incompatibles, pero si es compatible con el sistema la regulación de la explotación y el reformismo de la misma.

Semilla de Liberación

Anuncios