“Un perro era sacado de un saco; al salir del saco, el perro meneaba su rabo, como muestra de su confianza. El menear terminó cuando el carnicero colgó al perro de un alambre de metal, con lo que el animal apenas podí­a moverse. Presa del pánico, el perro intentaba zafarse, pero el carnicero levantó su pata trasera izquierda y le apuñaló en la ingle. La sangre comenzó a derramarse mientras el perro gemí­a de dolor e intentó forcejear algo más. Con cada movimiento el alambre iba cortando el cuello del perro. Tras unos instantes y estando el perro todaví­a vivo, el carnicero comenzó a quitarle la piel… el perro ya sin piel, todaví­a pestañeaba”.

http://i120.photobucket.com/albums/o168/macysmama_2006/ANIMAL%20CRUELTY/Chinese_Fur_gallary.gif

• Más de dos millones de perros y gatos se sacrifican anualmente para obtener sus pieles, especialmente en la China y otros países asiáticos.

• Los investigadores han descubierto entre 50.000 y 100.000 pieles de gato, almacenadas en fábricas de productos animales en la China.

• Se sacrifican por lo menos diez perros para hacer un solo abrigo –o más, en el caso de usar pieles de cachorros. Las pieles de perros y gatos también se utilizan en ribetes, forros, sombreros, figuras decorativas y remedios caseros. Además, se utilizan en juguetes para perros y para calzado. Se sacrifican hasta 24 gatos para hacer un solo abrigo con su piel. El sacrificio de estos animales es a menudo violento e inmisericorde. Los gatos se estrangulan dentro de sus jaulas, en presencia de otros gatos. Los perros se enlazan alrededor del cuello con alambres metálicos y luego se les cortan las ingles. El lazo de alambre les corta la garganta a medida que luchan por escaparse, antes de perder el conocimiento.

• Se acostumbra colocar etiquetas falsas en las pieles de perros y gatos para ocultar su verdadero origen. Los productos de piel de perro han sido comercializados como de gaewolf, goupee, Asian wolf (lobo asiático), China wolf (lobo chino), Mongolia dog fur (piel de perro mongólico), Sobaki, Pommern wolf (lobo pommern), dogue de Chine, y loup d’Asie. La piel de gato se ha vendido como rabbit (conejo), maopee, goyangi, katzenfelle, natuerliches mittel, chat de Chine, y gatto cinesi.

Gran parte de la humanidad camina con ignorancia por esta podrida vida, manchando, y apestando a su paso. Es aberrante para mi golpeado cerebro, tener que ver tal grado de aberraciones,  tener que salpicarme de tanta ignorancia. Desear el mal a estos seres retrasados no va a solucionar nada, ni aun pagando con su propia vida, y sufriendo como hicieron sufrir podrían saldar tal deuda a la vida.

La actitud de China hacia los animales es ambigua por decir lo menos. Gran parte de su población, por ejemplo,  considera a los perros y gatos como único valor para la alimentación o la piel, y es alarmante la cada vez mayor demanda de carne de estos animales. Los perros y los gatos están a la venta a diario en los mercados de carne en China. Hay un pujante comercio de pieles, dos millones de gatos y perros son horriblemente asesinados cada año para vestir a Europa.

En el podrido cerebro de estos seres existe la creencia errónea de que la tortura mejora el sabor, la muerte de estos animales se ejecuta lentamente, el cruel sufrimiento puede durar días. Estos animales son robados, abandonados, perdidos, o criados en granjas -la mayorí­a al norte de China donde el clima es más frí­o, lo que favorece la fineza y calidad del pelo. Algunas familias chinas crí­an unos cuantos gatos y perros durante el invierno, y en primavera matan a los animales para llevar sus pellejos al mercado. Muchos pueblos tienen mercados al aire libre que sirven de puntos de encuentro donde se venden los pellejos de perros y gatos que son asesinados en la localidad correspondiente.

En un próspero mercado de pieles, a 300 millas al norte de Jinan, en la provincia de Jibei, están las granjas de gatos. Estos pueden ser asesinados por ahorcamiento o bien son colgados de un cable mientras se vierte agua por sus gargantas mediante una manguera, hasta que se ahogan. Entonces se raja el estómago del gato, la piel se abre y se estira sobre la cabeza del gato. Los que se encargan de llevar a cabo este procedimiento dicen que los gatos suelen estar todaví­a vivos mientras la piel les es arrancada. Lo importante es que la piel del gato salga, en lo posible, de una sola pieza.

Las pieles de perro y gato se destinan a a la confección de ropas, accesorios o adornos: las podemos encontrar en muñecos de peluche que simulan ser gatos o perros durmiendo plácidamente, en los detalles de prendas de ropa (cuellos, mangas, ribetes de abrigos, bufandas, zapatos, etc.) o en accesorios de piel (bolsos, billeteras, cinturones). Pero los perros y los gatos no son las únicas ví­ctimas de la peleterí­a, zorros, conejos, visiones, mapaches y otros animales son mantenidos en diminutas jaulas de alambre padeciendo las inclemencias del tiempo, esperando el cruel y aberrante final.

La globalización del comercio de pieles ha hecho imposible saber de dónde vienen los productos de piel. Las pieles se mueven a través de un mercado internacional de casas de subastas donde son compradas y distribuidas a quienes las manufacturan, y una vez confeccionadas, son exportadas y vendidas en todo el mundo. China es el proveedor de la mitad de las piezas de pieles que se venden en Estados Unidos y aunque las etiquetas digan que son procedentes de Europa, es probable que los animales hayan sido criados y matados en una de estas granjas chinas donde no hay regulación alguna

China se ha hecho el exportador del mundo más grande de ropa de piel en sólo unos pocos años. Muchos de los comerciantes internacionales de piel, fabricantes y diseñadores de modas han mudado su negocio a dicho país, donde pueden explotar mano de obra barata sumado a la ausencia de regulaciones restrictivas de bienestar animal. China no tiene ningún tipo de ley establecida para regular el confinamiento y la matanza de los mapaches, zorros, visones, conejos, y hasta perros y gatos, cuyas pieles son responsables de una industria muy provechosa. Mientras las condiciones de granjas de piel en el Occidente han sido sometidas a la crítica por grupos de derechos de los animales, las granjas de piel chinas y métodos de matanza se presume son mucho más espantosos y brutales.

“Muchos animales estaban vivos y luchaban desesperadamente mientras los trabajadores los poní­an patas arriba o colgaban de sus extremidades o colas para desollarlos. Cuando los empleados de estas granjas comienzan a cortar la piel de una de las patas, los animales patean con la otra extremidad y se retuercen del dolor. Para facilitar un mejor corte de la piel, los trabajadores también pisotean la cabeza o el cuello de aquellos que luchan vigorosamente. Cuando finalmente les desprenden la piel, los ensangrentados y desollados cuerpos son apilonados junto a los otros que ya han pasado por el mismo proceso. En este momento, algunos todaví­a permanecen con vida, respiran de manera entrecortada y parpadean lentamente. El corazón de varios de estos animales todaví­a late a razón de unas 5 a 10 veces por minuto, incluso después de haber sido desollados”.

Los animales son inmovilizados siendo atontados con golpes repetidos en la cabeza, o siendo azotado contra el suelo. Los animales son heridos y pueden convulsionar, temblar o intentar arrastrarse lejos lentamente. Desesperados y retorciéndose en agonía, los animales conscientes durante estos procedimientos sin esperanzas tratan de defenderse hasta al punto donde toda la piel había sido forzadamente extraída… respiración, latidos de corazón… y movimientos de párpado son evidentes durante 5 a 10 minutos.

Antes de ser desollados vivos, los animales son arrastrados de sus jaulas y tirados contra el suelo; los trabajadores los aporrean con barras de hierro o los proyectan contra superficies duras, lo cual les quiebra los huesos y provoca convulsiones pero no siempre causa la muerte inmediata. Los otros animales indefensos sólo pueden observar todo esto mientras su turno se va acercando.

Las granjas de pieles tienden a estar concentradas en el noreste del país asiático. Las que se encuentran en la provincia de Shandong tienen el número más alto de animales, seguida por la provincia de Heilongjiang y luego la provincia de Jilin. La provincia de Hebei actúa como el centro para la comercialización de piel. En el Mercado Shangcun en la provincia Hebei, 35 millones de pieles son negociados cada año, implicando más del 60 % del comercio de piel de China. La antedicha información es tomada de fuentes de industria chinas citadas en el informe PAS. Fue en el Mercado Shangcun que un vídeo de 14 minutos fue filmado secretamente en febrero de 2005 por la PAS (Protección Animal Suiza) que muestra el despellejamiento de perros, mapache, zorros y otros animales que todavía están vivos y hasta luchando.  ADVERTENCIA: las Imágenes pueden ser perturbadoras para algunos espectadores. Ver  http://www.animal-protection.net.

Un informe de investigación del Beijing News observó las condiciones en el Mercado Shangcun dos meses después de que el vídeo estuviera en Internet (el informe apareció en la versión internet, el 5 de abril de 2005). Un portavoz del departamento de propaganda del Comité del Partido Comunista del condado fue citado diciendo que el despellejamiento de animales vivos ocurrió hace siete u ocho años, pero no podía pasar ahora. Sin embargo, el periodista para el Beijing News confirmó que este hecho en la mayoría de los animales en este enorme mercado de pieles en China continuaba aún después de que había sido expuesto anteriormente.

Los investigadores secretos de la organización Care for the Wild International visitaron recientemente varias granjas de producción de pieles en la provincia china de Hebei. Tras su llegada al lugar, se dieron cuenta rápidamente por qué está prohibida la visita de personas que no están vinculadas con el centro. No existe regulación alguna que rija estas granjas en China – los agricultores pueden criar y sacrificar a los animales de la manera que deseen – lo que significa una muerte miserable y horrorosa. Los investigadores descubrieron horrores inimaginables y llegaron a la conclusión de que las condiciones en las granjas de producción de piel de China son una violación flagrante de las normas más elementales de bienestar animal… Durante sus vidas así­ como durante el indescriptible sacrificio, a estos animales se les ha privado del más simple acto de bondad.

En estas granjas, los zorros, visones, conejos y otros animales caminan y tiritan en jaulas de hierro a la intemperie, donde se exponen a fuertes aguaceros, frí­as noches y, en otros momentos, al ardiente sol. Las madres, enloquecidas por el gran maltrato y el intenso encierro que no les brinda donde esconderse para el parto, a menudo matan a sus crí­as después de parirlas. Las enfermedades y las lesiones son la norma y los animales se comen sus propias extremidades y se lanzan repetidamente contra las barras de las jaulas, ví­ctimas de la psicosis inducida por la ansiedad.

Dado que el origen de una pieza de piel no se puede rastrear, todos aquellos que usen cualquier tipo de prenda de piel son culpables de la existencia de estas horrorosas condiciones en las granjas chinas de producción de piel. La única forma de evitar esta inimaginable crueldad es mediante el cese del uso de cualquier piel.

¿QUÉ PODEMOS HACER?

  • La mejor arma es el BOICOT: no compres piel animal y no te pongas la angustia de otras criaturas como prenda ni la uses como complementos o decoración. Apuesta por las fibras vegetales y los tejidos sintéticos. Evita comprar prendas de aquellos diseñadores y marcas que usan y fomentan las pieles y, por el contrario, promociona aquellos que las rechazan y se esfuerzan por crear prendas alternativas.

  • Difunde cómo se fabrican los artículos de piel, desde su origen.

  • No te dejes engañar por la patraña peletera de “las pieles sintéticas son más contaminantes”, pues es otra falacia. Al contrario, las sustancias con las que se tratan las pieles naturales contaminan más que las que se emplean para elaborar tejidos sintéticos.

  • Cuando veas a alguien con un abrigo de piel, NO CALLES TU RABIA. Dile que tenga cuidado con el rastro de sangre que va dejando a su paso, dile que la crueldad no es elegante y pregúntale si se siente realizado como persona habiendo mandado asesinar por lujo a seres inocentes. Haz que esas personas caminen por la calle siendo señaladas por muchos dedos, como ya ocurre en otros países.

  • Llama y escribe a medios de comunicación, revistas y comercios que promocionen el uso de pieles instándoles a que cambien de actividad y advirtiéndoles que harás lo posible para quitarles clientes.

En definitiva, no colabores con el mal, no te calles y acuéstate con tu conciencia limpia cada noche.

ENTRE TODOS PODEMOS HACER MUCHO DAÑO AL NEGOCIO DE LOS CRIMINALES PELETEROS

No creo que sea necesario ver mas vídeos sobre tal crueldad hacia estos animales, es mas que suficiente para tomar conciencia, y pasar a la acción. La manera en que cada uno de nosotros luche contra esta barbarie esta en nuestro interior, y esta claro que hablar y hablar no sirve de nada… ACCIÓN DIRECTA!!!

¡LIBERACIÓN ANIMAL!

POR OTRO MUNDO POSIBLE

DONDE SE RESPETE TODA FORMA DE VIDA

                                                                                                                                                                                                                                                               

Peticiones on-line:
http://www.petitiononline.com/savecats/petition.html
http://www.thepetitionsite.com/takeaction/236982184
http://www.care2.com/go/z/21459

Para firmar contra las granjas de animales:

http://www.thepetitionsite.com/1/china-fur-farm

Aquí­ puedes encontrar una carta modelo para enviar al Presidente de la República China.

Anuncios