El 8 de noviembre de este año, biotecnólogo Ernesto Méndez Salinas, quien trabaja en el Instituto de Biotecnología de la UNAM en la ciudad de Cuernavaca, en Morelos, fue asesinado por un disparo en la cabeza.

El asesinato provocó la indignación del jefe de estudios, que se declaró en duelo por la muerte del investigador.

El Procurador General (PGJ) del estado de Morelos confirmó al día siguiente (09 de noviembre) que el hombre asesinado en medio de la noche del martes era un investigador reconocido y premiado en la UNAM, cuya muerte aún no había sido confirmada.

Según las primeras investigaciones, Méndez Salinas viajaba en un automóvil la noche del martes en la avenida. Teopanzolco (uno de los más activos en Cuernavaca) cuando fue alcanzado por desconocidos que le dispararon en la cabeza, haciendo que el vehículo deje de funcionar.

Méndez, de 51 años de edad, que pertenecen al Sistema Nacional de Investigadores (SIN), licenciado en química, farmacia y biología, fue también un médico de la biotecnología desde 1993 y había llevado a cabo estudios en [la Universidad de Washington], en Saint Louis ( Missouri, Estados Unidos) en 1995, fue uno de los investigadores más importantes del país con respecto a la biotecnología.

Las dos líneas de investigación que se han iniciado, según las autoridades del estado de Morelos, es un supuesto intento fallido de robar su coche o un acto por personas desconocidas que querían hacer daño a los científicos.

Algunos datos importantes hay que señalar aquí la segunda línea de investigación se refiere a una amenaza de que algunas personas desconocidas podría haber hecho, pero ¿a qué “personas desconocidas” se refieren? Tal vez estamos hablando de un grupo de anti-estilo industrial que se había declarado previamente que sus manos no temblaban de dañar o incluso matar a un científico?

Recuerde que las primeras líneas de investigación en el Tec de Monterrey fue bombardeada se inclinaban hacia un estudiante descontento o de algún grupo concreto que se oponía al desarrollo tecnológico. Al final, resultó que la segunda opción era la correcta.

El asesinato de los biotecnólogos se realizó exactamente 08 de noviembre, y también recordar que el 8 de agosto se produjo un atentado contra los académicos en el Tec en el Estado de México, que dejó dos heridos tecnólogos.

Así, después de exactamente tres meses, un biotecnólogo es asesinado por un disparo en la cabeza y que, además, en el lugar no podría haber encontrado la caja de la pistola calibre 38 que se utilizó para perforar la cabeza del Dr. Méndez. Parece que la personas desconocidas que lo hizo para no dejar rastro.

El 21 de septiembre, individualidades que tiende hacia la selva (ITS) publicó su comunicado final público (asumiendo la responsabilidad para el envío de un paquete de explosivos con el director Pedro Bajcich del INIFAP y el envío de un paquete incendiario a la nanotecnología profesor flora Ganem de la FES-C, además de dando un extenso análisis sobre diversos temas), declarando que seguiría tomando medidas, pero sin pretender que, después de esto se anunció el 3 de octubre que un paquete bomba había explotado en la empresa de mensajería Multipack en Colonia Guerrero de la Ciudad de México, mientras que a cargo de empleados, tres de los cuales terminaron con heridas diversas, la prensa informó que se habían producido dos explosiones en dos paquetes, aunque esta hipótesis no ha sido aún confirmada, después de varios días el fiscal Miguel Ángel Mancera confirmó a través de una entrevista de radio que los expertos especializados de Ciudad de México se había reunido información sobre el paquete que estaba dirigida, pero la información no ha visto la luz del día.

Después de esto, el 18 de octubre una llamada anónima alertó de la colocación de una bomba en “Madero Tec” en Tamaulipas. A pesar de todo esto resultó ser una falsa alarma, se agrega a una serie de amenazas de bomba en las universidades Tamaulpias, siendo los otros en la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), en el campus del Tec de Monterrey en Puebla, y en la Universidad Politécnica de Pachuca en la ciudad de Zempoala, Hidalgo (donde se encuentran los investigadores de nanotecnología), donde cientos de estudiantes tuvieron que ser evacuadas. Las medidas de seguridad en las universidades se ha incrementado desde las amenazas contra la UPVM (en Tultitlán), Tec de Monterrey (en Atizapan) y FES (en Cuautitlán), todos ellos en el Estado de México, y en contra de INIFAP (en Ciudad de México) este año, afirmó más tarde por ITS.

La posibilidad de que algún grupo que se opone al desarrollo tecnológico dispararon contra un biotecnólogo de 08 de noviembre es una de las investigaciones que las autoridades del estado de Morelos, y las autoridades de seguridad federal, son los siguientes.

Después del secuestro del investigador Yadira Dávila Martínez (05 de agosto de este año) de la Biotecnología mismo Instituto de la UNAM, y su cuerpo fue encontrado muerto el 09 de agosto, algunos se refirieron a ITS como responsable del asesinato del investigador desde el mismo día la reclamación de responsabilidad del Estado de México se dio a conocer, pero todo apunta a que los matones o delincuentes comunes de la zona que, al no recibir dinero por el secuestro, acabó con la vida del científico.

El asesinato de las Salinas biotecnólogo Méndez es completamente diferente a lo que sucedió a Yadira Dávila. Se tuvo cuidado de no dejar rastros, de estar seguro de disparar un solo tiro.

Ellos han tratado de encubrir este hecho con el supuesto robo de vehículo del científico, pero por ahora en México nadie cree en nada, según el gobierno, todos los incendios provocados de la fiera que el marco de cooperación entre México y la MSA CI- han reclamado son los cortocircuitos y la reciente muerte del Secretario de la Gobernación y otras personas cercanas al presidente han sido un accidente.

Amenazadas las universidades, el asesinato del científico, y un grupo anti-tecnología que había dicho anteriormente que continúa con la guerra contra los académicos, científicos, investigadores, o como ellos los llaman “technonerds,” es lo que está sucediendo en México.

Culmine

Anuncios