Iñigo Cabacas, Ertzantzak pilotaz erasotutako gaztea HIL EGIN DA!!!!

Iñigo Cabacas fue asesinado de un disparo por la policía de Patxi López en Bilbo tras el partido del Athletic en la carga policial que realizó la policía autonómica a las puertas de la Herriko Taberna de Indautxu, muy próxima al estadio San Mamés. El joven llevaba en coma con gravísimas lesiones cerebrales desde entonces, producto de un pelotazo desde menos de veinte metros que le propinó la Ertzaintza en la cabeza, tristemente famosa por sus pelotazos, cada vez más indiscriminados. En una semana este cuerpo policial casi acaba con la vida de dos jóvenes, tras lo sucedido con Xuban Nafarrate en Gasteiz. Igual que en su caso, la Ertzaintza niega el pelotazo, que es evidente para todos los testigos, para los padres, los médicos (que estarán recibiendo presiones de Interior) y para cualquiera con dos dedos de frente.

Ante la falta de informacion, Interior esta intentando escurrir el bulto, de la responsabilidad, por su desproporcionada actuacion. Como siempre, la Brunete mediatica, se ha puesto al servicio de la version oficial.

Iñigo Cabacas, vecino de Bilbo, de 28 años que celebraba junto a miles de personas el pase a semifinales del Athletic de Bilbao en la calle Maria Diaz de Haro, lugar habitual de celebraciones rojiblancas en las cercanías de la Herriko Taberna, sede social de la izquierda abertzale. Según informaron amigos y familiares varias furgonetas de la tristemente conocida brigada movil de la ertzaintza irrumpieron en la zona cargando brutalmente contra los cientos de personas que se encontraban ahí sin que mediara ningún tipo de provocación.

Hay que decir que la zona en la que ocurrio es un callejon y que disparaban a la altura de las cabezas desde una distancia entre 20 y 30m. Iñigo recibió el impacto de una pelota de goma a bocajarro. Cayó al instante inconsciente y sangrando abundantemente, sus amigos rogaron a la policía que llamaran a una ambulancia y la respuesta policial fueron porrazos. Ahí se quedó tumbado en el suelo y sus amigos golpeados.

Desde la ertzaintza dicn que acudieron por una llamada diciendo que alguien se encontraba herido. Si es asi, ¿Donde estaba la ambulancia?, ¿Por que vinieron 4 fulas llenas de zipayos?, ¿Por que se bajaron encapuchados y armados si tenian que socorrer a una persona?

Para los socios y simpatizantes del athletic, especialmente para los más jóvenes no son extrañas ni poco habituales las agresiones policiales. Ya desde la época cuando la policía nacional española se encargaba de crear inseguridad en los aledaños de San Mamés hasta que la ertzaintza se dedicó a tal menester, las agresiones, humillaciones y ataques han sido comunes. Los jóvenes han sido tratados como perros en incontables ocasiones. Objetivos fáciles para saciar la bestialidad policial, para dar rienda suelta a operaciones de castigo o de venganza. Obviamente políticas. Pues no es más que violencia política el hilo común de esta violencia y lo que ha llevado a Iñigo a la muerte. Los seguidores del athletic saben bien de lo que hablo. Saben de ikurriñas y banderas robadas, de porras en la cara, de insultos y provocaciones, de palizas sin mediar palabra, de cargas porque sí.

Y es que nos hemos acostumbrado a que la labor de la policía sea machacar al pueblo, no se espera otra cosa de ellos. Se ven con normalidad las cargas policiales, las bocachas a bocajarro, las porras, los estirones de pelo, los empujones, la amenaza. Es todo parte ya del paisaje, tan natural como la vida misma. Pero no lo es.

Han sido ya prácticamente medio centenar de personas las que han perdido un ojo a consecuencia de impactos de pelotas de goma. Muchos han estado a punto de morir como aquel joven de Iruñea al que le lanzaron un bote de humo a la cara quemandosela en el proceso, otras resultaron muertas como Rosa Zarra. La impunidad policial es lo que hace, que la sociedad vasca sea un títere en manos de las fuerzas represivas y puedan hacer lo que les de la gana. Nadie les va a pedir cuentas. Y cuando alguien se las pide todos sabemos que en Euskal Herria la física no funciona, los proyectiles policiales trazan una elipse hacia el cielo y desaparecen ahí. Pero estamos ya cansados. Muy cansados.

Desde muy jóvenes nos han educado a base de pelotazos y porrazos. A base de una violencia invisible para el sistema y la mayoría de los medios. Una violencia con la que nos hemos acostumbrado a convivir.

Esa violencia ha causado un muerto más, que se añade a la lista de los cientos de muertos a consecuencia de la represión. Lista sin justicia sin verdad sin reconocimiento sin reparación sin nada.

Esta nueva víctima no ha sido fortuita. Es lo que termina ocurriendo cuando se aplican estrategias de terror contra la población civil. Estrategias en activo de una violencia de estado despreciable pero no por ello menos gratuitas para sus autores e impulsores. Iñigo Cabacas Liceranzu podías ser tú, o yo, ha muerto cualquiera de nosotros. Y lo peor de todo es que mañana puede ocurrir igual. A no ser que lo evitemos. Y la juventud vasca no se va a ir de las calles. Está claro quien sobra, y los primeros no son solo los mercenarios policiales sino los políticos que los mandan.

Han intentando robar otro cachito más de la juventud vasca. Pero Iñigo caminará siempre con ella. Y algun día esa juventud será libre.

Desde aqui pedir a el asesino o asesinos que den la cara, que sus mujeres/maridos, hijas/hijos, amigas/amigos vean que tienen un monstruo una persona amoral, sin conciencia y de gatillo facil en casa. Pedir a los responsables (Todos los politicos sin excepcion) que condenen los hechos y se haga justicia. Pedir que se les quiten las armas y las capuchas y que se les haga un examen de moralidad antes de entrar a formar parte de esta mierda de cuerpos de inseguridad que tenemos. Pedir un porque y aunque sea inutil una compensacion.

«Mi hijo tiene un boquete en la cabeza», dice la madre del joven herido en Bilbao.

«Dispararon los pelotazos a menos de veinte metros», aseguran los amigos del joven.

«Mi hijo tiene un boquete en la cabeza. ¡Qué más quiere que le diga! ¡Le han abierto un boquete!». Josefina, la madre de Iñigo Cabacas Liceranzu no encuentra consuelo. Y mucho menos una explicación al estado en que se encuentra su hijo, herido el jueves en los incidentes que tuvieron lugar en el centro de Bilbao, tras el partido que enfrentó al Athletic con el Schalke 04. Desde entonces, el joven, de 28 años, se debate entre la vida y la muerte. «El paciente ingresado presenta importante inestabilidad en las presiones intracraneales. Permanecerá sedado y conectado a ventilación mecánica los próximos días. Pronóstico muy grave», dice el último parte del hospital de Basurto.

«Los médicos nos dicen que hay que esperar. No quiero ni pensar en que se muera», reflexiona en alto el padre. «Igual le tienen que inducir el coma para que el cerebro no se inflame más», cuenta Manuel. Algo más entero que su esposa, el hombre enmudece un segundo para volver a hablar, de su único hijo. «Como para cualquier padre, es un chaval modelo. Es sano, deportista, le encantan las olas (el surf), jamás ha estado metido en líos de política». Que quede bien claro. Dentro del dolor que le consume, Manuel Cabacas recalca este aspecto para negar cualquier intento de vincular a Iñigo con ambientes radicales y la ´kale borroka´, dado que los incidentes ocurrieron junto a la herriko taberna de María Díaz de Haro.

Manuel Cabacas regenta un bar en Licenciado Poza, la calle donde se festejan las victorias de ´los leones´. Porque sabe lo que ocurre en las jornadas de partidos calientes, decidió que lo mejor era no abrir el negocio. «Prefiero ganar menos a tener problemas», comenta a EL CORREO. Guiado por un sexto sentido, el hombre no cejó en ´sermonear´ a su hijo: «Le dije ´Iñigo, cuidado. Es un día difícil. Sé lo que pasa, hay gente que calienta el ambiente y luego se lía, así que en cuanto veas jaleo, para otro lado´». Después de los consejos, el hombre y su esposa se encaminaron a Laredo para disfrutar de la jornada festiva. La premonición acerca de que en un «encuentro de alto riesgo» puede pasar algo se hizo realidad en los primeros minutos del Viernes Santo cuando los amigos «de toda la vida» de Iñigo les llamaron para decirles que el joven estaba en Basurto.

Con la consciencia perdida

Al otro lado del teléfono, Javi López les contó por encima lo que había ocurrido. Él fue con Iñigo al hospital y él clamó a la Ertzaintza para que llamara una ambulancia porque su amigo, tumbado en el suelo, con la consciencia perdida, chorreaba sangre por la cabeza. El bilbaíno Javi y los basauritarras, Iván Repes, José Antonio Aja y Koldobika Gutiérrez son de la cuadrilla del joven herido.

Tras el partido, los cinco habían quedado en María Díaz de Haro. «Es una buena zona de bares, pero para nosotros no tiene ninguna connotación política. Estábamos en la calle, junto a la herriko taberna. A eso de las once y media, vimos cómo dos tipos discutían y se peleaban, pero nada del otro mundo. No le dimos importancia. Un cuarto de hora después, llegaron varios furgones de la Ertzaintza, un despliegue importante. Varios de nosotros -relata Iván- les dijimos que no pasaba nada, pero nos retiraron y empezaron a disparar pelotazos. En ese momento, hubo gente que tiró botellas. No estaban en nuestro grupo, pero les pedimos que no lo hicieran para que no se liara más».

Pero se lió. «La gente comenzó a dispersarse por donde podía. Con nosotros estaba una chica, estaba muy nerviosa, lloraba, e Iñigo trataba de calmarla. Cada uno corrimos por donde pudimos», añade Iván. Minutos después, Koldo vio a una persona en el suelo y pidió una ambulancia sin saber quién era el herido. José Antonio sí se apercibió de que se trataba de su amigo. «Le vi sangrando por la zona de la oreja. Fui a un ertzaina, le pedí una ambulancia y me puso hasta arriba de porrazos. Voy a poner una denuncia», anuncia el joven al tiempo que muestra la fotografía de sus piernas llenas de hematomas y el parte médico que acredita sus palabras.

Mientras una chica utilizaba una bufanda rojiblanca para empapar la herida de la cabeza, Javi sacó valor y se dirigió a otro agente: «¡Que venga una ambulancia!», gritó. [/]«Estaba insconsciente, le daban convulsiones, espamos», recuerda, todavía muy impresionado.

Versión de Interior

Los cuatro jóvenes están convencidos de que una pelota de goma es la causante del estado en que se encuentra su amigo. Y no dudan en calificar de «injustificada y desproporcionada» la actuación policial. «Fueron decididos a hacer daño. Estábamos en una especie de plazoleta que hay junto a María Díaz de Haro. Disparaban pelotazos a menos de veinte metros», aseguran.

El Departamento vasco de Interior ha abierto una investigación para esclarecer lo ocurrido. Según la versión oficial, la Ertzaintza recibió el jueves «varias llamadas» en las que se comunicaba que había una persona herida, «semiinconsciente y sangrando de la cabeza», en la calle María Díaz de Haro, «junto a la herriko taberna. Cuando varias dotaciones acudieron al lugar, un grupo numeroso de personas lanzó botellas y piedras contra los vehículos policiales, por lo que los agentes utilizaron material antidisturbios para dispersarlos». El portavoz de la Policía autónoma añade que después tuvieron conocimiento del traslado de un herido al hospital. «No está claro si las lesiones se deben a un pelotazo disparado por un agente en esos disturbios o se trata del herido del que se informaba en las llamadas iniciales hechas a la Policía vasca», señaló.

Solo fue casualidad, todo ha sido un error, manipulan prensa y television, y aqui no ha pasado nada, el silencio buena cuartada, todo esta bien orquestado, llamemos accidente, al terrorismo de estado. 

Es hora ya de que el pueblo retome el control, y si las cosas no cambian lo van a pagar caro, a las voces no las callan ni rejas ni disparos, nos quieren prohibir por hablar tan claro, por denunciar el terrorismo de estado!!!

Una de las tantas personas que el pasado jueves sufrió en sus carnes la dura carga de la Ertzaintza en los alrededores de la Herriko Taberna de Indautxu  nos cuenta en su relato cómo sucedió todo y cúal fue la actitud de la Ertzaintza desde el primer momento de su intervención. http://www.info7.com/2012/04/11/ziortza-ruiz-iinigo-cayo-al-suelo-delante-mioi/

Audios que pertenecen a la rueda de prensa realizada por la iniciativa ciudadana Iñigo Gogoan, que abarca a mas de medio centenar de movimientos sociales de Bizkaia, junto a la asociación catalana Stop Bales de Goma:
*Entrevista con Carles Guillot de la asociación Stop Bales de Goma*
http://www.ivoox.com/entrevista-carles-guillot-asociacion-stop_md_1174210_1.mp3
*Rueda de prensa de la convocatoria de manifestación en memoria de Iñigo
Cabacas*

http://www.ivoox.com/rueda-prensa-convocatoria-manifestacion_md_1174193_1.mp3

Estas son las medidas de la Ertzaintza tras la muerte de Iñigo Cabacas

Las medidas propuestas por el consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, ante comisión parlamentaria son las siguientes.

1. El Gobierno vasco pondrá a disposición de la jueza la información de que disponga “en todo momento” y le ofrecerá un equipo de ertzainas que continúe bajo sus órdenes directas la investigación sobre las lesiones que produjeron la muerte a Iñigo Cabacas.

2.- El consejero Ares ha ordendo que se abra el correspondiente expediente interno a todos los agentes que intervinieron directamente en la actuación policial, “al objeto de determinar si su actuación se ajustó o no a los procedimientos de trabajo de la Ertzaintza” y, en su caso, “depurar responsabilidades de acuerdo con el reglamento interno” de la Ertzaintza.

3.- El Departamento de Interior ha dado instrucciones al viceconsejero de Seguiridad y al Jefe operativo de la Ertzaintza para que se cree un grupo de trabajo para que adecuen todas las pautas de actuación y se recojan en una instrucción elaborada al efecto.

4.- El viceconsejero de Seguridad dictará una instrucción que cree un equipo auditor de todas aquellas actuaciones de la Ertzaintza donde se produzcan heridos que, preservando la instrucción penal o disciplinaria sobre esos sucesos, evalúe la normativa, medios y formación “a efectos de su adecuación y mejora”.

5.- Ares ha ordenado que se elabore una instrucción para reforzar el control sobre el material antidisturbios y su utilización.

6.- El consejero ha anunciado que a partir del 1 de enero de 2013 todas las unidades de Seguridad Ciudadana tendrán prohibida la utilización de escopetas lanzaderas de pelotas. Durante lo que queda de año 2012, todas las unidades de Seguridad Ciudadana tendrán “limitada y restringida expresamente la utilización de escopetas lanzaderas de pelotas y se reiterará que el empleo de las mismas sólo se realizará por orden del mando responsable de la actuación”.

7.- Las escopetas lanza pelotas seguirán utilizándose por las unidades especializadas, Brigada Móvil y Brigada de Refuerzo de Seguridad Ciudadana en “ocasiones excepcionales”, y también reiterando “un estricto control de su uso y por orden de los mandos competentes”. Estas unidades, desde el 1 de enero de 2013, también contarán con otros medios antidisturbios para lo cual el jefe de la Ertzaintza propondrá la adquisición y compra de los mismos.

8.- Todos los agentes uniformados de la Ertzaintza, a partir del 1 de junio, portarán de manera visible un número de identificación.

Ertzaintza herriaren etsaiak

En cierto blog peneuvero dicen que la experiencia es una buena fuente de datos para el análisis y que “el pie del que cojean” es “tener cierta edad” y hay que darles la razón, la experiencia es la mejor fuente de datos para el análisis y tener cierta edad nos da la perspectiva necesaria como para saber que lo que ha ocurrido con Iñigo Cabacas no ha sido un homicidio involuntario o un hecho fortuito como ya viene dicendo la Fiscalia del Pais Vasco, sino que se ha tratado de un vil asesinato, un crimen policial como otros tantos que este indigno cuerpo represivo ha cometido en sus cortos años de existencia.

En sus 30 años de existencia, la Ertzaintza, “la policía probablemente mejor pagada de Europa”  según el ex-consejero Balza, ha acabado con la vida de doce ciudadanos, ha torturado a cientos y ha apaleado a miles. Y para que no ocurra como también afirman en dicho blog peneuvero, que todo se borra muy pronto de la memoria colectiva de la gente, aquí queda para el recuerdo el relato de los doce muertos que pesan sobre la Ertzaintza:

-29 de Agosto de 1991: El militante vasco Juan Mari Ormazabal “Tturko”, nacido en Hernani de 27 años, muere en un tiroteo con la policía autonómica española en las calles de Bilbao. Según el resultado de la autopsia realizada a Tturko en el hospital de Basurto, murió de un disparo en la sien derecha efectuado a menos de 10 centímetros.

-20 de Agosto de 1993: Juan Calvo Azabal, detenido por la Ertzaintza acusado de robar un coche, ingresa cadáver en el Hospital de Txagorritxu de Gasteiz tras su paso por las dependencias de Arkaute. La autopsia recogía la existencia de contusiones por todo el cuerpo y señalaba que la muerte se había producido por asfixia debido a los gases utilizados por los agentes policiales.

-18 de Noviembre de 1994: Tras una acción armada en Larrabetzu contra un militar español, la Ertzaintza tirotea en Loiu el vehículo en que escapaban tres militantes vascos. Anjel Irazabalbeitia muere acribillado por los disparos de la policía autonómica española.

-5 de Febrero 1995, en Ondarroa (Bizkaia) una patrulla de la Ertzaintza detiene a dos vecinos que desde la megafonía deun coche convocaban a una asamblea informativa del movimiento pro-amnistia, son trasladados a las dependencias policiales ante las que se reúne un numeroso grupo de personas exigiendo su liberación. La Ertzaintza disuelve la protesta con material antidisturbios y golpea a los congregados.Tras los incidentes, uno de los vecinos agredidos, Imanol Lertxundi de 68 años, sufre un infarto en las inmediaciones de la Comisaría y fallece.

-22 de Junio de 1995: Los restos de Lasa y Zabala, secuestrados, torturados y asesinados en 1983 llegan a Euskal Herria, las diferentes policías españolas cargan en el aeropuerto de Hondarribia y en el cementerio de Tolosa. Al atardecer se reproducen los incidentes en Donostia. Rosa Zarra, de 58 años, recibe un pelotazo de la Ertzaintza a bocajarro y fallece a los 6 días.

-El 15 de febrero de 1997, en Bilbao, cuatro agentes de la  Ertzantza, miembros de la dotación de la furgoneta con matrícula E-481,   efectuaron disparos con fuego real contra los asistentes a una manifestación  independentista hiriendo de bala a SANTOS IRAGI, de 46 años de edad, con  herida a la altura e la ingle y sin orificio de salida, y  JOSÉ PEDRO  HERNANDEZ IZKARA,  con impacto de bala a la altura de los riñones.

-27 de marzo de 1997, aparece el cuerpo sin vida del militante vasco Josu Zabala Salegi “Basajaun” en el alto de Itziar (Gipuzkoa) con un disparo en el corazón. A su lado había una pistola sin ninguna huella dactilar, no se halló sangre en el lugar, tampoco el casquillo, nadie en la zona escuchó disparos. Todas las sospechas planean sobre la Ertzaintza.

-6 de Junio de 1997: La Ertzaintza asalta a tiros un piso de Gernika, muere acribillada Iñaxi Zeberio. Según la versión de la policía “ella disparó primero mientras que un segundo activista se arrojaba por la ventana y el tercero no oponía ninguna resistencia a la detención”.

-20 de Marzo, José Luis Geresta Mujika “Ttoto” aparece muerto en un descampado de Orereta (Gipuzkoa), había recibido un disparo en la cabeza. La versión oficial insistía en el suicidio pero la pistola encontrada junto al cuerpo estaba en el lado contrario de la entrada de la bala. La autopsia también confirmó que después de muerto le arrancaron varias muelas. La sombra de su muerte planeó una vez mas sobre la Ertzaintza.

-14 de Septiembre de 2003: El militante vasco Arkaitz Otazua es herido por disparos de la Ertzaintza en un tiroteo ocurrido en el Puerto Herrera (Araba). Muere desangrado a escasos metros de la carretera, con un solo tiro en la ingle, mientras que dos agentes autonómicos españoles fueron trasladados al hospital la misma noche de los hechos.

-19 de Diciembre de 2003: Un trabajador gallego residente en Beasain, José Atanes, muere al recibir un disparo de un agente de la Ertzaintza. José había bajado de su coche en la autovía para ver por qué se detenía el vehículo que circulaba delante, en el que iba su hermano con cuatro compañeros más de trabajo. Entonces una patrulla autonómica española se acerca a la escena, un policía sale corriendo hacia él gritando que no se mueva. Mientras la víctima intenta explicar que sólo se había detenido un momento, el agente le da un culatazo en la cabeza y luego le dispara. La versión de Interior fue que Atanes se había abalanzado sobre el agente, al que “se le disparó su arma reglamentaria de forma accidental”.

-14 de Marzo de 2004, en Hernani la policía disuelve violentamente una protesta en denuncia del asesinato de Angel Berrueta. Una vecina que participaba en la movilización, Kontxi Sanchiz de 58 años, fallece a consecuencia de un infarto cuando trataba de refugiarse de la carga de la Ertzaintza.

-9 de Abril de 2012, en Bilbao, Iñigo Cabacas Liceranzu, muere tras haber recibido un pelotazo en la cabeza a bocajarro en una carga policial que se produjo tras acudir varias dotaciones de la Ertzantza para parar un pelea entre dos personas que ya había terminado.

Se ha creado en Facebook la página Justizia para Iñigo Cabacas Liceranzu –http://www.facebook.com/groups/200944183354783/– en la que se recogen testimionios de lo ocurrido el jueves pasado tras el partido y mensajes de solidaridad con la familia.

Esta en marcha una recogida de firmas a traves de internet para solicitar la dimisión del Consejero de Interior del Gobierno Vasco Rodolfo Ares por el reciente caso de Xuban Nafarrete. Con el fallecimiento del joven Iñigo Cabacas han aumentado las razones para dudar de la manera de proceder de la Ertzaintza y para solicitar la dimisión de Ares .

Página en Facebook para denunciar todos aquellos casos de represión a cualquiera que sean las manifestaciones o protestas de tipo social o político. https://www.facebook.com/NoALaCriminalizacionDeLaProtestaSocial

Audioa: Iñigo Cabacasen lehengusuek irakurritako agiria (euskaraz eta gaztelaniaz)

Anuncios