Jaqueline Trade es sometida durante diez horas a algunos de los principales experimentos realizados en animales en los laboratorios de todo el mundo.

Todo esto detrás de una ventana en una de las calles más famosas de Londres.

Los electrodos en la cabeza… los ojos líquidos irritantes…inyecciones de sustancias tóxicas… la obligación de tragar los alimentos…

Jaqueline ha puesto a prueba todas estas prácticas en su piel.

Un intento de hacer que la gente entienda lo que están obligados a soportar miles de animales cada día, para poner a prueba casi todos los productos de consumo.

Jaqueline muestra la brutalidad de las pruebas con animales, la única diferencia es que al final de todo ella podra irse a casa, a diferencia de los animales que son simplemente asesinados.

Inglaterra – El tratamiento brutal a una mujer, de 24 años, mientras se somete a “los experimentos con animales ‘frente a los compradores horrorizados.

Jacqueline Traide de 24 año de edad, revive el terrible y aberrante procedimiento del testeo animal, es restringida de moverse y tiene la boca abierta mientras es sujetada para ser sometida a brutales prácticas de los ensayos con animales en la tienda Lush en Regent Street de Londres de el 24 de abril.

La ataron junto con una cuerda alrededor del cuello y la empujaron hacia abajo en un banco. Fue la hora de comer para Jacqueline Traide y se puede decir de la expresión de su rostro mostraba que estaba aterrorizada. En primer lugar, que se extendía con la boca abierta con dos ganchos de metal unida a una correa alrededor de su cabeza. El hombre de la bata blanca se aferró a su cola de caballo y tiró de él hasta que inclinado hacia atrás. En el momento en que había terminado la comida sintiendo la cuchara en la garganta, que se ahogaba, náuseas y tratando de liberarse. Durante 10 horas, esta activista, recibió inyecciones, atragantamiento, piel lastimada y se ahogó en lociones y pociones así como tirones y el pelo afeitado, toda esta realidad mostrada a los espectadores que transitaban por las calles.

Lush director de campaña de Tamsin Omond, dijo: “Lo irónico es que si se trataba de un sabueso en la ventana y le estariamos haciendo todas estas cosas a él (no a Jacqueline), tendríamos a la policía y la Sociedad Protectora de Animales aquí en cuestión de minutos. Pero en algún lugar del mundo, este tipo de cosas le está ocurriendo a un animal cada pocos segundos en promedio. La diferencia es, que normalmente se oculta. Entonces tenemos que recordarle a la gente que está todavía en curso. ” Los científicos han utilizado durante mucho tiempo los animales de laboratorio para las pruebas médicas y de drogas y continuarán haciéndolo. “Pero a pesar de las pruebas de cosméticos en animales fue prohibido en la UE hace tres años, todavía es legal en Gran Bretaña para vender productos probados en animales en otras partes del mundo, incluyendo EE.UU. y Canadá. En China, este ensayo no es un requisito legal”.

Ver video: play.php?vid=5076

 

 

Anuncios