Este año volvemos a recordar las luchas del pueblo español en los años ’30 y, al igual que en otras ocasiones, hacemos un pequeño homenaje desde el sur del mundo.

El 19 de julio es la ocasión para realizar una reflexión detenida, profunda y crítica de las luchas libertarias del ’36, que nos indique que el ejemplo no es solamente de ese año, sino que le anteceden varias décadas, así como le preceden otras tantas, y que esto significa que la tarea por llevar a la práctica de un modo concreto los ideales anarquistas necesita mucho tiempo y trabajo, trabajo que, por lo demás, debe ser realizado con intensidad y sinceridad, con los principios antiautoritarios ante todo y con la autogestión como camino.

12863103885083gdEsta vez, queremos compartir un pequeño artículo de Carlos Solero, el cual lleva por título “19 de julio” y nos hace pensar en los 76 años que han pasado, que siguen vivos y que, en la crisis que actualmente azota España, nos demuestran que hay mucho por hacer, que la enseñanza del ’36 es más importante que nunca, que debemos, de una vez por todas, “poner manos a la tarea”:

El 19 de julio es una fecha emblemática en la historia social contemporánea, ese día de 1936 el pueblo ibérico se alzó en España contra las hordas de falangistas, clericales y nacionalistas encabezados entonces por Franco, Mola, Sanjurjo, Queipo de Llano y muchos otros oscurantistas alzados para derrocar la II República. Comenzó de este modo una Guerra Civil que duró tres años (1936-1939), costó casi un millón de vidas humanas y fue el preludio dela Segunda Guerra Mundial.

En este contexto complejo y cruento  se desarrolló además una heroica y aunque breve incomparable epopeya, la de miles y miles de campesinas, campesinos obreras y obreros colectivizando campos, fábricas y talleres, poniendo en marcha la producción autogestionaria o bajo control proletario, los anarquistas estuvieron en primera línea desde sus organizaciones de mujeres, jóvenes y proletarios. Los trabajadores de diversas regiones de la Península: Catalunya, Aragón, Castilla, Levante, etc. Pusieron manos a la tarea de resistir el avance fascista y a la par organizar de un modo distinto la producción industrial y agrícola, la educación empleando métodos no sexistas y libertarios, la salud pública, el intercambio entre aldeas y comarcas, las milicias de autodefensa.

En una lucha desigual frente al fascismo europeo coaligado con Mussolini y Hitler en su apogeo, los obreros ibéricos rompieron sus cadenas y resistieron un trienio frente a la indiferencia cómplice de las principales potencias del mundo, o bien frente a la traición activa de la URSS bajo la férula de Stalin quien pactaría con el nazismo hitlerista poco después del final de la contienda española, una vez derrotadas la revolución socialista libertaria y la II República.

En el presente en plena crisis socio económica los mineros asturianos encabezan la lucha social con autonomía, desbordando partidos políticos y sindicatos prebendarios, enfrentando con valentía la feroz represión estatal. Estos mineros llaman al pueblo español a resistir el lanzamiento al abismo a autoconvocarse el próximo 19 de julio, cuando se cumple un nuevo aniversario de aquellas jornadas de 1936. El grito de hoy es del ayer que debe resonar en todo el orbe. Libertad y justicia contra la miseria planificada del capital  y la dominación de los pueblos en todas sus expresiones.

7 de julio de 2012.

Para complementar nuestro homenaje, y tal como lo hicimos el año pasado, volveremos a presentar olvidados films sobre la Revolución Social Española durante esta semana, centrándonos en documentales de la época o ligeramente posteriores, aspirando a ampliar los catálogos libertarios del séptimo arte, un poco repetidos por lo general.

»  “L’Espagne vivra” (Henri Cartier-Bresson, 1938)

Partiremos con un trabajo memorable: “L’Espagne vivra”, realizado por Henri Cartier-Bresson (1938), el reconocido fotógrafo que revindicó ”seguir siendo un anarquista”, identificándose con los anarquistas españoles y, quizás por esta misma razón, insistiendo en que, en ningún caso, el anarquismo se asemeja al caos.

Este documental, cuyo título podríamos traducir como “España Vivirá”, trata sobre las labores de “El Socorro Rojo” durante la guerra, organización que canalizaba las ayudas que eran enviadas desde el extranjero por sindicatos y organizaciones obreras que solidarizaban con la causa republicana.

—————————–

»  “La Guerra Civil Española” (Jean-Claude Dassier & Gilles Delannoy, 1986)

La sinopsis del DVD que poseemos dice: “El 18 de Julio de 1936 guarniciones militares de 17 ciudades (12 en la península y 5 en el Marruecos español) se alzaron contra el gobierno comunista de España. La chispa que desató la Guerra Civil Española fue la confrontación en la ciudad de Melilla entre una unidad de legionarios y una multitud conducida por comunistas”.

Se trata de un documental “neutral”, en cuanto sólo se remite a la narración de los hechos entre 1936 y 1939. Esto provoca que, obviamente, los narradores a veces dejen harto que desear. Aún así, es un material interesante, muy poco difundido, con un contenido fílmico admirable, cuya propiedad es de la Cinemateca Gaumont.

—————————–

»  “Retablo de la guerra civil española” (Basilio Martín Patino, 1980)

“Retablo de la Guerra Civil Española”, es la reunión de 20 trabajos audiovisuales que se proyectaron entre octubre y diciembre de 1980 en el Palacio de Cristal del Retiro, en Madrid, durante la exposición “La Guerra Civil Española”. Esto hace que sea un documental con uno de los patrimonios fílmicos más interesantes.

En total son dos horas donde podemos ver, sin mayor influencia del editor, distintas filmaciones de la época con narraciones y discursos que nos entregarán, al final, una idea muy clara de lo que ocurría en aquellos años.

Grupo Domingo Gomez Rojas

http://grupodeestudiosgomezrojas.wordpress.com/

Anuncios