Cualquier noche puede salir el sol es el título de una canción del cantautor Jaume Sisa, también conocido como Ricardo Solfa, pero antes de eso pudo ser una pintada ácrata. Al menos, eso se dice en un librito homónimo editado en 1978 y firmado por A. G. Rufo.

Se nota que el autor de los textos no es anarquista, y puede dudarse del origen y espíritu ácratas de algunas de las frases, pero se muestra respeto por unas ideas y sus militantes. Queremos recoger en esta entrada algunas de las frases presentes en la obra, junto a alguna otra fotografiada, donde trata de aportarse radicalidad, lucidez, hedonismo, solidaridad y sentido del humor, a partes iguales, para agitar al ciudadano, recordarle lo pernicioso de las instituciones y de las ideas inamovibles, denunciar la hipocresía, la represión y en suma tantas cosas por mejorar en la sociedad.

Presos a la calle, y carceleros también. (La liberación social es, obviamente, para todo el mundo) 

Hagamos escuelas con las cárceles. (La continuación de la proclama anterior) 

Muéstrame una bandera que no haya encarcelado a nadie, que no haya matado hombres, que no haya hecho mentir a las leyes, que no haya hecho llorar a ningún niño… Muéstrame esa bandera y la llamaré mi bandera. 

Se prohibe prohibir. 

Sé utópico. 

A la juerga general. 

Al orgasmo general. 

Alegráos, abuelos, ya estamos aquí. (Variante de la conocida como “Ánimo, abuelos, que ya volvemos”) 

Resucita, tío, que ya está bien. 

Disuelve tu cuerpo represivo. 

¿Te has mirado? ¿Te has olido? ¿A que eres una mierdad? ¡Sé humilde! (Entendemos que esta petición de humildad nada tiene que ver con la sumisión y la resignación, y sí con la tendencia del ser humano a pensar que es el centro de algo extraordinario creado por entes producto de su imaginación) 

8.000 millones de moscas no pueden equivocarse ¡Come mierda! (Una frase que siempre gusta recordar a aquellos que se someten al gusto de una supuesta mayoría) 

El camino hacia la libertad ha de ser un camino de libertad. (La encomiable coherencia entre medios y fines de los libertarios) 

El libertario no se deja conducir, se conduce a sí mismo. 

Primero piensa, después actúa. 

El libertario no impone su criterio, lo razona. 

El arma más eficaz contra la tiranía es el pensamiento. 

Incidir y pensar todo es empezar. 

La ignorancia y la miseria siempre caminan juntas. 

Sed realistas, pedid lo imposible (Ecos de Mayo del 68) 

La mierda al poder y el poder a la mierda. (Escatología pura para recordar lo que los ácratas piensan de la dominación) 

El placer al poder. (Se recuerda así que un anarquista es también un hedonista)

La primavera al poder. (La utopía puede, por qué no, traer la belleza y el buen tiempo) 

El problema no es cómo vivir sin Estado, sino como logramos sobrevivir con él. 

Nada hay más a la derecha que el poder. (Frase que se ha hecho realidad cuando tantas fuerzas, supuestamente progresistas, han insistido en conquistar el poder y sucumbido a él en sus convicciones) 

Los reyes son los padres. (Estamos deseando decírselo a niños y mayores) Enanos, homosexuales, perros, hijos de puta, estudiantes, sifilíticos, psicólogos, enrages, jippies, mujeres, artistas, tímidos, modernos crápulas, Mariano, subrrealistas, embarazadas, albinos, bedeles, solitarios, calvos, vagabundos, castañeras, macarras… 

Elijamos: o la neurosis y las barricadas. (El anarquismo siempre se ha solidarizado con toda minoría oprimida y también con gente muy concreta con nombre propio) 

Amnistía eterna, cósmica y sideral. (Una petición todo lo amplia posible en un momento, el de la Transición española, en el que las peticiones y las concesiones eran muy limitadas) 

Estamos entre la televisión y la pared. (Lúcida frase que recoge una realidad que el tiempo ha empeorado) 

La Iglesia es un comercio. (Por lo que no solo habrá que expulsar a los mercaderes) 

Si militar es lo contrario a civil, ¿no será militarizar lo contrario de civilizar? 

Vota la desaparición del voto. 

Abstente, ahora y siempre. (Frase producto de la coyuntura política del momento, Referéndum para la Reforma Política en diciembre de 1976, donde toda la oposición, no solo los anarquistas, pedían la abstención) 

Una urna puede ser el mejor de los preservativos. 

No pretendemos cambiar Las Cortes, ¡queremos transformar la vida! (En estos treinta y pico años, el Congreso de los Diputados ha cambiado una y otra vez, y así estamos) 

Un voto, un fósforo. 

Queremos abstenernos desde los 18 años. (La mayoría de edad conlleva lucidez y consciencia, tal y como las entienden los anarquistas) 

Dime de qué partido eres y te diré quién te engaña.

(Sin comentarios)

 

http://reflexionesdesdeanarres.blogspot.com.es/

Anuncios