monoexpe1A continuación, vamos a repasar tres tipos distintos de experimentación animal (para docencia, para industria -concretamente industria cosmética-, y para el ámbito biosanitario) y maneras de experimentación sin animales no humanos actuales en cada campo. De esta forma, intentamos concretar con ejemplos actuales un tema tan amplio como es el de la situación en este momento de la experimentación animal y de las posibilidades que hay de realizar experimentos sin animales no humanos.

Para los organismos oficiales, las “alternativas” a la experimentación animal no se limitan a los métodos que evitan el uso de animales, sino a todos aquellos que cumplen con alguno de los postulados del “Principio de las tres R”. Este principio se refiere a reemplazar los métodos de experimentación que usan animales por aquellos que no los usan, reducir el número de animales cuando sea necesario utilizarlos, y refinar las técnicas para aminorar su sufrimiento.

Si bien para nosotras las “alternativas” sólo son aquellas que verdaderamente eliminan al animal del proceso de experimentación, nos parece necesario aclarar que estos son los métodos que los comités de bioética, gobiernos y empresas consideran alternativos, ya que el postulado de las Tres R es a lo que tienden todos los proyectos científicos europeos y lo que se exige desde los comités de bioética. Los partidarios de las Tres R ven los experimentos animales como un mal necesario para el progreso humano, intentando hacer la experimentación con animales lo más “ética” posible y mostrando una aparente preocupación por el bienestar de los animales de laboratorio.

Si bien siempre será menos malo usar 20 animales que 40, las tres R desvían la atención y el debate sobre la justificación del uso de animales en experimentación.

1. Prácticas en educación

Situación actual

En cuanto a las prácticas con animales no humanos, dado que muchos centros con una alta calidad educativa no las realizan desde hace años, parece sobradamente probado que no son necesarias para el aprendizaje. La situación actual en España es que las diferentes universidades y facultades pueden decidir la utilización o no de animales no humanos en sus prácticas (dentro de unos código de ética que exigen demostrar el valor educativo de dichas prácticas) así como la obligatoriedad de las mismas o la posibilidad de objetar o realizar prácticas sin utilizar animales no humanos.

Otras maneras de investigar

 Uno de los métodos que no implican el uso de animales no humanos más frecuentemente utilizados son: maniquíes y simuladores mecánicos; vídeos, simulaciones de ordenador, auto experimentación, estudios observacionales y de campo, experimentos con plantas, estudios in vitro con líneas celulares, práctica clínica y aprovechamiento de animales muertos por otras causas.

Todas estas formas de investigar sin animales no humanos y muchas más pueden consultarse en distintas páginas web, entre las que destacamos las de InterNICHE, http://www.cienciasinvictimas.com o http://www.stopvivisection.eu/es/content/qué-es-la-vivisección-preguntas-y-respuestas

experimentacion2. Industria cosmética

Situación actual

Dado que hay un poco de confusión a este respecto, intentaremos repasar brevemente la situación actual en cuanto a legislación. La Directiva sobre Cosméticos de la UE (76/768/EEC) requiere que cada nuevo producto cosmético lanzado al mercado europeo haya sido evaluado en cuanto a su seguridad para la salud humana usando métodos aceptados por los comités científicos y por los organismos reguladores. La 7ª Enmienda a la Directiva de Cosméticos de 1976 dio como resultante la Directiva 2003/15/EC, la cual introduce una progresiva prohibición en el uso de animales para pruebas cosméticas y en la comercialización de productos experimentados. Desde marzo del 2009 está prohibida la experimentación de ingredientes cosméticos en animales en la UE, independientemente de que exista o no una alternativa válida, así como la venta, marketing o importación a la UE de cualquier cosmético o ingrediente experimentado en animales después de esa fecha.

En principio, esta Directiva parecería ser el fin de la experimentación con animales para fines cosméticos en la UE; sin embargo, tres tipos de experimentos con animales fueron excluidos de esta prohibición: la Toxicidad de dosis repetidas, la Toxicidad reproductiva y la Toxicocinética (los animales son forzados a ingerir la sustancia y en la necropsia se examina cómo se distribuye la sustancia en los distintos órganos), hasta marzo de 2013, momento en el cual la aplicación de la normativa se extendería también a estos tres tipos de experimentos. Y, aunque algunos sectores europeos pidieron una moratoria de su aplicación, finalmente esta prohibición ha entrado en vigor el 11 de marzo del 2013 momento desde el cual no se podrá comercializar en la Unión ningún producto cosmético que se haya experimentado en animales. Bien es cierto que una misma marca puede estar paralelamente vendiendo productos no experimentados en animales en la U.E., pero testando otros productos en animales no humanos, para su distribución en otros mercados que exigen la experimentación animal previa, como es el caso de China.

Otros métodos científicos ya aceptados

El listado del total de otros métodos científicos –libres de animales no humanos- desarrollados y aceptados oficialmente es muy amplio y fácilmente consultable por Internet. Sin embargo, antes de lanzarnos a buscar las marcas de cosméticos que no experimentan, consideramos que se debe hacer una reflexión sobre la necesidad de ciertos productos (muchos cosméticos son innecesarios) o la posibilidad de usar algún producto natural o de fabricación casera con el mismo efecto.

3. Experimentación biomédica

Situación actual

El número de animales utilizados para estudios de enfermedades, tanto humanas como animales, en la UE, representó en 2012 alrededor del 60% del número total de animales empleados para fines experimentales.1

Proporción x estudios de enferemdadesGrupos animales que se usan mayoritariamente para el estudio de cada enfermedad:

• Cáncer: roedores

• Enfermedades mentales: roedores.

• Enfermedades cardiovasculares: conejos, ratas y carnívoros.

• Enfermedades específicas de animales: carnívoros, aves, artiodáctilos y perisodáctilos, es decir, gatos y perros y animales de granja, los dos grupos de interés para la especie humana.

Validez científica de los experimentos

Sería imposible hacer un repaso sobre la validez científica de cada uno de los experimentos que se llevan a cabo con animales, ya que nos falta el conocimiento científico necesario y habría que analizarlos uno por uno. Creemos que, además, éste no es el argumento sobre el que construir la crítica a la vivisección; el argumento debe ser la cuestión ética; un experimento es ético o no desde su concepción inicial, es decir, a priori. Si un experimento requiere quemar vivos a cientos de ratones para analizar su respuesta al dolor (este es un ejemplo verídico que se lleva a cabo actualmente), ese experimento no es ético en sí mismo, independientemente de que sus resultados no sirvan para nada o den una respuesta clave para la fabricación de un nuevo analgésico.

Así mismo queremos intentar evitar dos tipos de generalizaciones:

a)   Las que califican todos los experimentos con los demás animales como un fraude científico que obstaculiza el avance de la ciencia.

b)   Las que argumentan que la experimentación animal es básica para el avance de la ciencia y para mejorar la calidad de vida de la humanidad.

Científicamente, la experimentación con los demás animales es una técnica más, que puede ser válida para algunos fines e inválida para otros. Sin embargo, actualmente, la experimentación con los demás animales está sobrevalorada en cuanto a su utilidad científica, usándose para cualquier cosa y siendo condición obligatoria para la comercialización de casi todas las sustancias con cierta toxicidad. Ante esto, muchos médicos e investigadores han señalado de los peligros que entraña la experimentación animal y las altísimas tasas de fracaso cuando los resultados obtenidos con los demás animales se aplican a humanos; pero son críticas que raramente llegan a la sociedad. Citaremos sólo algunas de ellas:

    En Agosto del 2004, el comisionado del FDA (Food and Drug Administration) Lester M. Crawford, observó que la investigación en animales no humanos tiene una tasa de fracaso de un 92% al aplicarse en humanos, ya que sólo el 8% de las drogas farmacéuticas que pasan a través de los métodos de investigación animal, lo hacen a Fase 1 y 2 de pruebas clínicas.” BioMed Central, 2004.

    Sólo un 1,16% de las enfermedades humanas han sido vistas alguna vez en animales. Más del 98% no se han visto nunca.

    El 95% de los medicamentos probados con éxito en animales no humanos son inservibles o peligrosos a humanos.

    Al menos 50 medicamentos de los que hay en el Mercado causan cáncer en los “animales de laboratorio”. Fueron admitidos tras afirmar que los resultados en animales no eran determinantes.

    La Talidomina fue  un calmante recetado a mujeres embarazadas. Tras ser probada en simias, y considerada segura, la medicina produjo más de 12.000 casos graves de malformaciones de fetos. El Clioquinol, un antidiarreico, dejó a 30.000 pacientes paralíticos sólo en Japón, cientos de muertes y cegueras en todo el mundo. Ninguno de los test con animales no humanos, incluso a posteriori, reveló su toxicidad.

    “Entre 1970 y 1995 se probaron en animales de laboratorio más de 500.000 compuestos con posible efecto contra el cáncer; de estos, sólo 80 llegaron a las pruebas clínicas en seres humanos, de los que 12 parecieron prometer cierto papel clínico, y todos análogos a compuestos ya conocidos”.  Moneim A. Fadali

    Algunos hallazgos muy buenos sobre el cáncer de colon en ratones, llevaron a pruebas clínicas en humanos que resultaron en un incremento del cáncer. Dr. J. E. Green, Journal of the Nacional Cancer Institute.

    David Salsburg, de Pfizer, halló que “el estudio de dieta de por vida en ratones y ratas parecen tener menos del 50 por ciento de probabilidad de encontrar carcinógenos humanos conocidos. Hubiese sido mejor tirar una moneda.”

    La historia de la investigación del cáncer ha sido una historia de curar el cáncer en el ratón durante décadas, pero simplemente no funciona en humanos. Dr. Richard Klausner (director del NIH), 06/ 05/1998.

Animales_de_laboratorio_un_negocio_que_va_a_masEl problema básico: la extrapolación

Extrapolar los resultados obtenidos de una especie animal a otra, implica una gran incertidumbre, ya que las respuestas ante una misma sustancia son muy diferentes incluso en especies muy próximas; por ejemplo, el 46% de los productos químicos cancerígenos en ratas no lo son en ratones. La extrapolación es aún más arriesgada cuando los modelos animales se aplican a la especie humana, ya que en este caso hay nuevos factores que entran en juego. Los problemas derivados de la extrapolación pueden resumirse en los siguientes puntos:

  • Los demás animales son iguales a los humanos en algunas reacciones y diferentes en otras. Se podría extrapolar si fuesen 100% diferentes o 100% iguales.
  • Las condiciones del laboratorio son artificiales, altamente estresantes y nunca pueden recrear la situación de alguien enfermo hospitalizado o en casa.
  • Muchas enfermedades humanas son consecuencia de una suma de factores que las desencadenan (combinación de una predisposición genética con un estilo de vida o con una depresión del sistema inmunitario, por ejemplo), mientras que en el laboratorio muchos de esos factores se ignoran o, simplemente, no pueden ser recreados.
  • Los procesos en los laboratorios se aceleran para obtener resultados; nunca tienen los mismos periodos de latencia, enfermedad, recuperación, etc. que de forma natural.
  • Los animales de laboratorio pueden tener necesidades no satisfechas que desconocemos y que les causan estrés (por ejemplo, los monos se sienten muy vulnerables cerca del suelo o los hurones sin un hueco en el que meterse).
  • Los animales no humanos no pueden expresar efectos no reconocibles a simple vista (cefaleas, visión borrosa, mareos, náuseas, fotofobia, dolor, pinchazos, insomnio…).

Otros maneras de experimentar

Las maneras de experimentar sin animales disponibles son muy amplias y, a veces, complejas de explicar, aquí exponemos un resumen de algunas de ellas.

1. Desarrollo de métodos matemáticos y computacionales para simular sistemas vivos y reacciones químicas.

2. Microorganismos.

3. Métodos químicos y moleculares

4. Investigación clínica en pacientes; muestra cómo los humanos responden a diferentes tratamientos. La investigación traslacional se basa en llevar la clínica a la investigación básica.

5. Estudios poblacionales  para determinar factores que podrían tener importancia sobre el predominio de una enfermedad o sobre su inmunidad a ésa.

6. Estudios no invasivos con personas voluntarias  y que no supongan sufrimiento físico o psicológico para la persona.

7. Técnicas in vitro. Tiene infinidad de aplicaciones, como producción de vacunas o ensayos de efectos citopatológicos de los compuestos.

8. Estudios post-mortem. Las autopsias y los cadáveres pueden utilizarse no solo para investigación, sino también en docencia.

9. Modelos físicos. Se pueden construir modelos de ciertas partes del cuerpo para desarrollar la cirugía y estudiar, por ejemplo, el desgaste en las articulaciones.

Por qué se sigue experimentando con animales no humanos

Es difícil dar todas las razones por las cuales la experimentación con animales no humanos sigue existiendo y creciendo. Aquí van algunas de ellas:

  • Inercia: siempre ha sido así
  • Obligación legal y política: leyes muy anticuadas
  • Intereses creados
  • Nuevas líneas de investigación científica
  • Generación continua de nuevos productos
  • Se generan gran cantidad de datos, y con ellos, de publicaciones; el número de publicaciones favorece las subvenciones, el prestigio y el desarrollo de la carrera científica.
  • Elección de la especie que mejor se ajuste al objetivo
  • La ciencia y la tecnología como nueva religión y su avance como solución a todos los problemas.
  • Moralmente aceptada por la sociedad.

 http://www.acabemosconelespecismo.com

Referencias                                        

1Comisión Europea (2013) Informe de la Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo: Séptimo Informe sobre las estadísticas relativas al número de animales utilizados para experimentación y otros fines científicos en los Estados miembros de la Unión Europea. [pdf] Bruselas: Comisión Europea. Disponible en: http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=COM:2013:0859:FIN:ES:PDF

Anuncios